Martes 22 de enero, 2019
  • 8 am

El área regada en el país cayó un 6% en las últimas siete zafras

Las variables climáticas de los últimos años han generado expectativas sobre un posible crecimiento de la últilización del riego como una de las opciones técnológicas para atenuar los impactos negativas sobre la producción, en el caso de ausencia de precipitaciones. La demanda de información ha crecido, tanto en cantidad como en la calidad de lo que se requiere por parte del sector productivo, sin embargo el área regada en el país ha caído un 6% entre la zafra 2010/11 y la 2016/17, según los datos de la Dirección de Información y Estadísticas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (DIEA).
En la zafra 2010-11, la superficie regada de montes frutales, vid, cultivos hortícolas, cerealeros e industriales, forrajeros, praderas y siembras de cobertura, ocupaba 250.980 hectáreas, es decir el 6,9% de estos cultivos. Dentro de esta área, se destina el 72% al sector ganadero y rubros agrícolas.
Entre los principales cultivos bajo riego, se encuentra el arroz y la caña de azúcar con el 100% del área, debido a que sin esta tecnología, sería inviable su desarrollo en nuestro país. En dicha zafra se destinaron casi 20.000 hectareas hacia el riego pasturas y forraje con destino a la producción ganadera y lechera.
De acuerdo a los datos de DIEA, en la zafra 2016/17, el área total de riego se estima en 202.539 hectáreas, un 6% menos que en 2011. El descenso en la superficie total regada está relacionado directamente a una disminución en el área total sembrada de arroz (9%) que implica una caída idéntica en el área regada levemente superior a las 16.000 ha.