Sábado 20 de abril, 2019
  • 8 am

El básquet femenino: lo que hay que instalar

El básquet salteño femenino, tiene su lugar. Es cuestión de instalarlo. Varios intentos terminaron siendo una pequeña aventura. Nada se pudo cristalizar. Existen esfuerzos casi individuales, que salen porque hay salteñas que buscan incorporarse a equipos de la región. Por citar un ejemplo claro, Paysandú. Allí se puede competir, y es donde los técnicos de selecciones nacionales incluso, puede reclutar para los trabajos de selecciones nacionales. La sorpresa ocurrió también cuando el NBA Juniors, con jugadores liceales del Liceo 5, Armando I. Barbieri, que se adjudicaron el título y captaron el interés del propio Alejandro Alvarez, técnico de Uruguay.
Pero no existe en Salto quien ponga los ojos en el básquet femenino, esto directamente relacionado con las autoridades de la propia Liga Salteña. Los esfuerzos, por lo general y aquí, es de clubes y entrenadores ya que no existe en la casa rectora de la actividad alguien que mire para el lado de “ellas”.
Se generan encuentros esporádicos; uno de ellos fue el que tuvo Universitario ante la Selección de Tacuarembó. Fueron dos partidos que se realizaron; en U14 fue triunfo visitante, 43-35 y en el de U16, local, 34-19.
Quizás el 2019 traiga para el femenino un cambio sustancial; entre ellos el más significativo es el espacio para que puedan desarrollarse. La actividad de Formativas y de Primera División con sus planteles masculinos, en la mayoría de los casos impide un horario fijo para que la actividad femenina tenga su lugar. Hay quienes están interesados en su desarrollo, y será cuestión de instalar el interés y hasta la obligación de dirigentes de generar espacios para que puedan practicar y competir.
SORIANO: CUATRO PUNTEROS
Disputadas tres fechas de la segunda fase del torneo Competencia de la Liga Regional de Soriano, cuatro son los líderes: Pacaembú, Nacional, Remeros e Independiente que tienen 5 puntos, Anastasia 4 y Praga 3. El salteño, Juan Magnone, tuvo un bajo partido en la derrota de Praga ante Independiente, 67 a 58. El vigente campeón, Remeros, derrotó a Anastasia 96 a 93. La actividad se retoma el 3 de enero.
SUB 23: MALVIN CAMPEÓN
Malvín derrotó a Biguá 92-75 y se proclamó campeón de la Liga Uruguaya Sub 23. El equipo de Horacio “Chato” Martínez disputó 29 partidos entre fase regular, semifinal y final; ganó 28 y sólo perdió uno, demostrando ser el mejor e la categoría. De esta manera el playero cierra un 2018 para el mejor de los recuerdos, siendo campeón de la Liga Uruguaya tanto en mayores como en sub 23 y además ganando la tabla acumulada en formativas serie A.