Viernes 22 de marzo, 2019
  • 8 am

“En Formativas se buscó emparejar hacia abajo”

El presidente de la Asociación Salteña de Entrenadores de Básquet, Luis Cuelho, habló con CAMBIO e hizo referencia a algunos de los logros más significativos y de situaciones que hay que corregir en el plano local. Habló de falta de autocrítica, incluso de algunos que pretenden estar al frente de planteles sin el conocimiento óptimo para hacerlo. Fue directo en la falta de planificación dirigencial local, de inventos para emparejar hacia abajo en la competencia doméstica, y la sorpresiva posición de la OBL ante un camino que busca transitar la Federación Uruguaya en sus Divisiones Formativas en relación a los entrenadores y su capacitación.
Sobre lo que fue el año a nivel de las categorías menores, tema en el que se enfocó, Cuelho dijo: “En formativas se compitió bastante, pero no se cumplió algunos proyectos presentados como jugar los fines de semana, para así lograr cinco días de entrenamientos y generar mayor intensidad. Era necesario este cambio, pero no se cumplió, se empezó bien y se terminó cambiando. Luego estuvieron los playoffs, como en todo el mundo, y después se inventó una repesca que no sé de donde salió. Sin dudas esto no le dio ventaja al equipo que hizo mejor las cosas en la fase regular, en todo el año. Acá lo que se buscó en Divisiones Formativas fue emparejar pero hacia abajo. En el tema de selecciones de está en el debe, hay que planificar de otra manera, entrenar con más tiempo y buscar la forma de que los mejores de acá entrenen con los mejores de otro lado. Faltó coordinación dirigencial, teniendo en cuenta que se sabían con mucho tiempo las fechas de cuando se tenía que jugar a nivel de selecciones y se tardó en planificación”.
Cuelho hizo referencia además, al alejamiento de un representante de Aseba en la Liga, que sorpresivamente fue dejado de lado. “Teníamos un representante en la liga, Walter Severo, a quien luego, inexplicablemente se lo dejó de lado. El era quien llevaba las propuestas de Aseba a la Liga.
Sobre los logros alcanzados por Aseba, entre otros, Cuelho hizo mención a la presencia de integrantes de los cuerpos técnicos de selecciones nacionales, aunque para algunos esto era que no “era necesario” llamativamente.
“Los entrenadores nos movimos, concretamos clínicas con presencia de los técnicos de selecciones nacionales, y eso a veces a algunos gusto poco. Pero hay que entender que, quienes vienen muchas veces son más objetivos. Sucede que nuestra interna siempre trata de justificarse o conformarse, algo que no es productivo, y por eso está bueno que vengan de afuera para que nos den otra perspectiva y hasta un tirón de orejas. Acá hay mucha gente que debe tener autocrítica y reconocer que hay cosas que están mal, y enfocarse en ellas para mejorarlas. Ese es el camino” subrayó.
Sobre las responsabilidades que hoy en día deben tener aquellos que están al frente de los equipos en distintas categorías, el titular de Aseba mencionó la relación con la asociación de técnicos del Uruguay, y remarcó la negatividad de la propia OBL, en respaldar un único camino que propone el desarrollo del jugador de básquet.
“Otro paso importante de Aseba, es ser parte de la Asociación Nacional de Entrenadores –Anebu- y estamos trabajando con ellos. José Luis testa es parte de la directiva, y la misma está bien posicionada con la Federación Uruguaya y trabajan juntos buscando cambios de estructuras y perfiles. Hace poco se hablo sobre el bajo nivel de las Divisiones Formativas de Uruguay y hasta en el concierto internacional. Se avaluó, se buscó las causas y una de ellas es que hay entrenadores de nivel uno y dos que carecen de conocimientos para afrontar solos la enseñanza. Por eso, copiando a otras ligas del mundo, la Federación Uruguaya optó con la anuencia de todos los clubes, salvo los votos negativos de la OBL (Organización del Básquet del Litoral), que los entrenadores para dirigir deben tener el nivel tres y el que no lo tenga en el 2020 no puede estar al frente de un plantel” indicó.