Domingo 25 de agosto, 2019
  • 8 am

Romero: “nuestro trabajo no lo andamos diciendo, sino que las instituciones prestan atención y aparentemente sirve”

No será un año más para Ramón Romero. Arregló con Ferro Carril, el Carbonero, el equipo más ganador de títulos salteños y por si fuera poco, dos veces campeón del Interior. El peso es grande, pero los resultados lo avalan. Volvió a hacer de Ceibal competitivo luego de un año anterior muy malo. Antes había conseguido un campeonato con Nacional. Sin dudas tiene credenciales para seguir en la divisional más alta y ni hablar de cuenta con la metodología para hacerle frente a este nuevo desafío.
Fue así que CAMBIO visitó su casa, donde no es la primera vez que nos recibe con gran hospitalidad, y entablar un diálogo sobre lo que pasó y sobre lo que se viene.
-¿Un balance de lo que fue la actividad con Ceibal?
-La verdad que nos venimos conformes, hicimos un balance con el cuerpo técnico, Matías Piñeyro que es el preparador físico y Juan López el ayudante técnico. Y con respecto a lo que se había hablado en el principio de año con la comisión directiva creo que las cosas salieron mejor de lo que se pensaba. Nosotros cuando agarramos Ceibal estaba en una situación complicada, fue importantísimo el apoyo del presidente Ángelo Guglielmone, eso hay que rescatarlo porque en todo momento respetó nuestro trabajo y a nuestro objetivo que era darle la posibilidad a jugadores del club. Si llegaba a venir algún jugador, que haya tenido un pasaje por el club. En los dos aspectos los jugadores se brindaron por entero, por eso lo vimos muy rescatable, incluso jugadores juveniles, hoy por hoy Ceibal tiene un plantel prácticamente de la casa.
-¿De qué hayas estado sólo un año en Ceibal se debe a un motivo en particular?
-Un poco lo que hablábamos. De repente este año no está de presidente Guglielmone quien fue el que habló con nosotros desde principio de año, tenía un proyecto similar a lo que nosotros trabajamos, calzamos a lo que él pensaba. Y bueno, al venir gente nueva, con otras ideas, de repente lo que nosotros trabajamos no convencieron del todo o apuntaban a otro tipo de trabajo y que repente no se llegó a un acuerdo. Esa fue una de las cosas primarias. Luego también hay otras cosas, aspectos económicos y demás, pero principalmente pasa por llegar a un entendimiento donde uno pueda trabajar cómodo, y bueno, si se apunta a que una comisión pueda respaldar un trabajo que no es fácil.
-¿Alguna enseñanza que te haya dejado el Ceibal de 2018?
-Muchísima. Porque como te digo, agarrar un equipo que no venía bien en muchos aspectos, la parte anímica por ejemplo, jugadores juveniles que habían jugado anteriormente pero no habían rendido lo que se esperaba, con muy buenas condiciones, esos jugadores había que levantarlos. Nuestro trabajo era apoyarlos en todo sentido y a nosotros nos respondieron de una gran forma. Esos son aspectos muy buenos. Después llevar jugadores que, entre comillas, no habían finalizado el año en Ceibal, volvieron y respondieron a lo que se les pedía, incluso más porque se brindaron por entero, cumplieron a todos los entrenamientos, fueron compañeros notables, colaboraron con los juveniles. Eso fue fundamental para nosotros y nos ayudó muchísimo a nuestro trabajo.
-Volvemos al presente, ¿cuál fue el nexo para llegar a Ferro Carril?
-Creo que más que nada Ferro se fijó en lo que veníamos haciendo. Eso para nosotros creo es muy importante. Es una tranquilidad como quien dice, que tampoco logramos el campeonato, muchas veces se tratan de contratar a los técnicos que salen campeones, pero nosotros nunca prometemos campeonatos. Tratamos de llegar a un acuerdo con la institución, que con el tiempo va a poder darle más posibilidades a los jugadores que son de las canteras, jugadores que tienen sentido de pertenencia. A la larga creo que a toda institución eso lo va a ayudar en otros aspectos como el económico, van a tratar de no contratar tantos jugadores y quizá a Ferro le llamó la atención eso.
-Estamos hablando del equipo más galardonado en el fútbol salteño, ¿cómo encara esa responsabilidad?
-Y como lo es, lógicamente. Como tú lo decís, es el equipo más ganador de la historia de Salto. Pero también hay medios y medios para ganar campeonatos. Como te digo, el trabajo nuestro, nosotros no lo andamos diciendo sino que las instituciones son las que prestan atención y aparentemente sirve. No podemos andar diciendo que hacemos otra cosa porque realmente no lo hacemos, nos gusta trabajar, más que nada pasa lo nuestro por trabajo. Y vamos sabiendo también que es una institución que va a exigir campeonatos también, pero de esa misma forma hemos logrado campeonatos en otros lados y eso también es confortante para nosotros, poder lograr un campeonato de la forma que trabajamos nosotros.
-En lo personal, algo que te haya atraído de Ferro para aceptar la propuesta…
-Y, lo que hablábamos anteriormente. De que es una institución grande. De que juega dos torneos muchas veces, torneo de OFI y torneo local. De que llama la atención a todo el mundo, de que tiene todas las comodidades para entrenar, tiene tremenda infraestructura. Y bueno, eso creo que es un motivo grande para poder trabajar, que es lo que nos gusta, que es lo que hacemos como directores técnicos y preparador físico. La expectativa que tenemos es trabajar cómodos, brindarnos por entero. Y que sea lo que Dios quiera.
TORNEO DE CLUBES DEL INTERIOR
-Hagamos énfasis en lo que mencionabas de la doble competencia, ¿cómo cree que se va a desenvolver el año considerando el torneo de OFI?
-Eso está en tratativas. Estamos en conversación con los dirigentes porque todavía no está claro el formato del campeonato. Hay parte de los dirigentes que lo tienen bien en claro, según la forma en que se vaya a dar el campeonato se va a integrar, sino no se va a intervenir. Siempre y cuando en el torneo se pueda a jugar en la “A” como se dice, de que va a ver una eliminación entre dos equipos de la “B” para uno llegar a la “A”, creo que de esa forma es conveniente. Pero jugar todo un año para después intervenir en la “A”, creo que no es conveniente ni para Ferro ni para ningún equipo.
LE GANO UNA FINAL
Ramón Romero fue el entrenador de Nacional, cuando los tricolores derrotaron a Ferro Carril por 3 a 2. Fue en la temporada 2015 y el gol de la consagración l convirtió, Matías Leguisamo.