Lunes 24 de junio, 2019
  • 8 am

SUL emite recomendaciones para el manejo del ovino ante exceso de lluvias

El Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) emitió un comunicado con el fin de atenuar los problemas productivos que surgen en los sistemas ovinos ante situaciones de excesos de precipitaciones como las que se vienen registrando en este verano para la especie.
En este sentido señálan como “indispensable” realizar una mayor vigilancia y atención del ovino que en otros años, prioriznaod el tiempo y el personal asignado para las tareas con la majada.
Partiendo de la premisa que en “años diferentes” debe hacerse cosas “diferentes”, se recomienda la realización de forma periódica de la majada, con el fin de indentificar los animales más débiles para evitar périddas productivas.
Al mismo tiempo que se recomienda una mayor atención con los animales, también se indica la necesidad de un manejo diferencial de las pasturas a fin de evitar pérdidas de peso y problemas parasitarios.
En este punto debe evitarse “la acumulación excesiva de forraje” y “fabricar” potreros específicos para el ovino, con una importante carga de vacunos. Los técnicos del SUL explican en su informe explican que “atajar” el pasto en todos los potreros “siempre” es infructuoso y determina problemas para el ovino tanto a nivel nutricional como sanitario.
Por lo cual se recomienda controlar la evolución de las pasturas a nivel de los diferentes potreros donde está el ovino y tomar la decisión de forma temprana de cerrar los mismos tanto para el ovino como para las recrías vacunas.
El tercer punto que se marca como primordial por parte de los técnicos del SUL, es la atención parasitaria del ovino. En este sentido el “análisis coproparasitario (h.p.g.)” es la herramienta “insustituible” tanto para determinar el nivel de infestación parasitaria como la eficacia de la dosificación que se está administrando, análisis que debe realizarse 10 días pos-administración de la toma.
En este tipo de años con excesos de precipitaciones y donde el ovino necesita una mayor atención para evitar pérdidas, “el criterio tradicional y tardío de evaluar la infestación parasitaria de los animales a través los síntomas (anemias, paperas, diarreas, rezagos en la marcha, pérdida de estado, etc) puede resultar tardío y fatal”.
Destete
El destete es muy relevante y de acuerdo a como se realice, puede condicionar las etapas posteriores en la vida del cordero. Para las pariciones de primavera el aporte de la leche como alimento para el cordero es muy importante hasta los dos meses de edad, por lo que los técnicos señalan que a partir de ese momento, el animal ya posee el desarrollo del tracto digestivo como para consumir pasto de manera eficiente de modo que en el entorno de los tres meses deben suceder los destetes y no demorarlos más allá de los cuatro meses.
Para un buen desarrollo posterior, el peso promedio de los corderos al destete debería ubicarse por encima de los 20 kilos, con los más livianos del lote pesando como mínimo 15 kilos. Se considera muy importante lotear los corderos a destetar priorizando en atención, seguimiento, sanidad y nutrición a los animales más “débiles” del lote, en especial los menores de 20 kilos los cuales pueden ser suplementados para favorecer su crecimiento.
En la página web del Secretariado Uruguayo de la Lana (www.sul.org.uy) existe más información para los productores, así como también las Hojas Coleccionables Nº 21, 46 y 62, que poseen más detalles sobre las tareas a realizar en el manejo del ovino en este período. Estas hojas coleccionables también se distribuyen con la revista de la institución.