Martes 22 de enero, 2019
  • 8 am

Consejero de Primaria visitó escuelas de Salto y destacó desarrollo del Proyecto Educativo de Verano

Por Andrés Torterola.

Como informara CAMBIO en la jornada de ayer estuvo en Salto, el Consejero de Primaria Héctor Florit. En rueda de prensa celebrada en la Inspección Departamental de Educación Inicial y Primaria dijo que su venida a Salto era de rutina, ya que a lo largo del año se planifica para estar en cada una de las inspecciones, pero en esta oportunidad además le interesaba acompañar la implementación del verano educativo. Este programa hace 29 años que existe y en el 2019 significará una inversión de 50 millones de pesos en el cual hay 500 directores, maestros y profesores que trabajarán durante esas cinco semanas, además serán 200 las auxiliares que supone alcanzar en todo el país más de 130 escuelas y 12mil niños en una política que remite el criterio de equidad por cómo se seleccionan los centros, a criterio de mejoras de aprendizajes por los contenidos propios del verano y también a una escuela abierta al disfrute, al paseo, campamento, actividades lúdicas, actividades acuáticas que tradicionalmente en Salto además son muy intensas.

PROPUESTA EN SALTO

Por su parte el Inspector encargado del Verano Educativo en Salto, Mtro. Cesar Pérez, explicó cómo funciona el sistema de inscripciones que comienza en el mes de noviembre y diciembre. Indicó que éstas son muy importantes, pero en el mes de enero cuando se comienza a solicitar la documentación, sufre una baja la inscripción a la asistencia común. Pérez dijo que en los últimos años hubo un aumento de chiquilines que se inscriben al verano educativo en Salto, ya que la propuesta trata muchas actividades lúdicas con la ayuda de Ministerio de Educación y Cultura que proporciona profesores de ajedrez, de lengua, de música, talleristas en cada escuela.

De acuerdo a la propuesta de la escuela y del equipo de trabajo el centro educativo aumenta la cantidad de niños, pero algunos dejan de ir por distintos motivos.

REVISAR LAS FORMAS DE INSCRIPCIÓN

Florit aseguró que el año pasado hubo 10 mil niños, este año un poco más de 12 mil y una distancia muy importante entre los inscriptos y el promedio de asistencia real, quizás se debe revisar las formas de inscripción y la ratificación posterior, pero este es un tema endémico de las 29 ediciones del verano educativos, ya que al comienzo de la inscripción, hay una adhesión a la propuesta, luego como son actividades centralizadas en las escuelas hay un desplazamiento hacia la escuela que se verifica el verano y eso se traduce en cierto desgranamiento entre la inscripción y los que realmente asisten. “El mayor valor que tiene es que aquellas familias que realmente precisan o entienden que las actividades recreativas y de aprendizaje que viene del verano educativo de primaria son necesarias o valiosas tienen la oportunidad de llevarlas, en ese sentido es una política que atiende a los sectores que son más vulnerables en cuanto al cuidado o seguimiento de los niños durante este período de verano”.

EXPERIENCIA DE AUTONOMÍA

Florit visitó algunas escuelas en la jornada de ayer junto a los inspectores donde se corroboró el tema de la asistencia, el trabajo de los equipos docentes y la propuesta que tiene cada una de las escuelas. “Es una propuesta interesante que articula el cometido y la función social de la escuela pública con una experiencia distinta, mucho se habla de la autonomía de los centros, entendiendo como la capacidad e iniciativa y de organizar programas y proyectos.” El verano educativo es quizás la mayor experiencia de autonomía e iniciativa que tiene la escuela primaria. Aseguró Florit