Martes 22 de enero, 2019
  • 8 am

Aumentan consultas por enterocolitis y aconsejan hervir el agua y mantener inocuidad en alimentos

Por Adrián Canosa
En estas últimas semanas han sido muchos los casos de personas con diarrea, distensión abdominal fuerte e incluso vómitos. En los espacios médicos presentes en Salto han llegado incontables casos de pacientes reportando tales problemas. Ante tal situación, CAMBIO se comunicó con un especialista en el área de gastroenterología, el Dr. José Pedro Ibargoyen, quién nos explicó el porqué de esta realidad.
MINIMIZAR RIESGOS
El médico dijo que “estamos en la época en la que se dan patologías infecciosas por el clima. Las crecientes también complejizan un poco las cosas, pero en verano hay una mayor cantidad de casos, sobre todo de enterocolitis. La enterocolitis es una infección, -así sea bacterial o viral-, en el aparato digestivo que provoca cuadros abdominales de dolor y de diarrea, que a veces puede llegar a ser severo sobre todo en niños pequeños o en ancianos. Los síntomas fundamentalmente son dolor abdominal y diarrea, también vómitos. Eso genera en determinados grupos de personas riesgos de deshidratación o descompesación de enfermedades previas y por eso que, pese a tratarse de patologías comunes del verano, en determinadas circunstancias pueden llegar a ser graves”, dijo.
Consultado sobre las causas de tal infección, Ibargoyen fue contundente: “Contaminación de alimentos, así sea en forma directa por mala higiene, o través de las mano de quienes preparan los alimentos. Esa es una de las causas más comunes por eso se recomienda muy especialmente la higiene, el lavado de manos de quienes manipula alimentos, esto tanto a nivel domicialirio como en la vía pública, fundamentalmente”.
VERIFICAR CALIDAD DEL AGUA
Quisimos también saber qué función cumple el agua, por eso planteamos la pregunta de si la calidad del agua corriebte de red influía en la difusión de esta patología a lo cual el especialista expresó: “Sí, en general en nuestra ciudad el agua es potable, pero no siempre en determinadas condiciones se la mantiene potable y esto puede ser peligroso y también el hecho de las crecientes también genera contaminación de determinados cauces de agua por la propia agua del río, que a veces inunda cloacas. Entonces existe un mayor riesgo en verano, por la caída del frío y esto de las crecientes que pueden alterar un poco la calidad del agua”, señaló.
Finalmente, en cuanto a medidas a tomar de cara a prevenir el contagio el galeno sostuvo que “Fundamentalmente el lavado profuso de los alimentos que se vayan a ingerir, sobre todo frutas y verduras. La higiene importante de manos de quien está preperando alimentos, varias veces, sobre todo cuando cambia de un alimento para otra. En caso de que no se cuente con agua potable o que sea dudosa la calidad del agua, hervirla o utilizar hipoclorito, unas gotas para eliminar cualquier germen que pueda estar”.