Domingo 24 de marzo, 2019
  • 8 am

Preparación de potreros para destete de corderos es fundamental en un año “Niño”

En años donde el fenómeno climático “El Niño” se ha presente, generando lluvias por encima de lo normal en nuestro país, es “indispensable” la preparación de potreros para el destete de los corderos, tanto del punto de vista nutricional como parasitario, de acuerdo a las recomendaciones elaboradas por el Dr. Adolfo Casaretto del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL).
El veterinario remarca como “indispensable” preparar una oferta de forraje a los corderos en el post destete, adecuada desde el punto de vista nutricional, aportando más calidad que cantidad pero sobre todo, “no ofertar contaminación parasitaria de lombrices” es decir potreros que durante un tiempo previo al destete hubieran sido pastoreado con otras especies y con la ausencia de los ovinos en los mismos.
Planificación
El profesional recordó que alcanzar estos objetivos se logra con una buena planificación previa, es decir “retirar del potrero elegido el pastoreo de ovinos en los tres meses anteriores (octubre, noviembre y diciembre) a la fecha prevista para el destete (diciembre y enero). Pastoreando de manera intensiva durante estos meses con vacunos adultos, tratando de lograr una alta disponibilidad de pasturas finas (sin excesos) y seguras desde el punto de vista parasitario para los corderos destetados.
Sin planificar
Cuando el tiempo apremia y no se tomaron las medidas recomendadas con tiempo, es importante “asignar los corderos post-destete a potreros con menor historia de pastoreo ovino en los últimos meses y de menor disponibilidad de pastura, acompañado del pastoreo vacuno, preferentemente de categorías adultas y solteras”.
Sanidad
Debido al exceso de precipitaciones para el ovino, como en este año, “se vuelve fundamental comprobar con un análisis coproparasitario, 8 a 12 días post dosificación, la eficacia del antihelmíntico utilizado” señala el profesional veterinario, quien alertó que los productos que tienen altísima efectividad en la inmensa mayoría de los establecimientos para el verano son: Naftalfos, Monepantel (Zolvix), Abamectina-Derquantel (Startec).
“Estos productos tienen escaso poder residual lo que podría permitir re-infestaciones si las condiciones epidemiológicas son favorables y si la contaminación del potrero es alta” indicó Casaretto por lo que remarcó la importancia del monitoreo coproparasitario periódico posterior (cada 20-30 días).