Domingo 25 de agosto, 2019
  • 8 am

Atilio Minervine: ¨Hay una psicosis con las inundaciones

Por Adrián Canosa
El presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto, Atilio Minvervine, expresó su preocupación por cómo la inundación afecta en la llegada de turistas. Considera que es pertinente aclarar que el estado de la creciente no altera los lugares turísticos. También remarcó la necesidad de conservar los puestos de trabajo para los miembros locales de nuestra sociedad, tan golpeada por la ausencia de oferta laboral. Recalcó que existe una especie de “psicosis” generada por el lado de Salto que se muestra en los medios de información, esto es, aquel que está bajo agua; aclaró que es sólo una ínfima parte y que se puede disfrutar de la ciudad sin problemas.
“Una de las termas de Salto está a nueve kilómetros del Río Uruguay, otra a quince -las de Salto Grande- y la otra a noventa. Sin dudas que el tema de la inundación nos genera un problema social y económico. Las termas están trabajando con el movimiento normal para la época del año, quien quiere por impulso venir podrá encontrar alojamiento. Los parques acuáticos están funcionando sin ningún problema, el centro y los lugares de compra están todos abiertos y en condiciones normales al igual que el shopping. Es importante que quien recoja esta información alrededor del país no piense que Salto está todo bajo agua. Las imágenes de los informativos nacionales impresionan porque se muestran aquellas zonas inundables, pero si hacemos una toma área en proporción es un porcentaje pequeño el que está inundado.”
También hizo hincapié en los privilegios con que cuentan tanto turistas locales como extranjeros, sobre todo estos últimos: “El combustible sale un 24% menos, para comer un 18% menos, el pack free se le hace una devolución de impuestos al extranjero. La “2×3”, donde se pagan dos noches y el turista se queda tres. Son muchas ventajas diferentes.”
Consultado sobre si es grande la repercusión de los medios de información en el arribo de personas para volcar su dinero en nuestro suelo, expresó: “No te puedo hablar de repercusión pero sí de temas puntuales. Muchos operadores turísticos allegados me han hecho saber de que el Litoral está sobre el tapate por la creciente. Genera una psicosis y queremos transmitir tranquilidad, que pueden venir y tener días de turismo tan buenos como en cualquier otra vez que hayan podido venir a Salto. La seguridad en zona termal es muy buena, policías instalados y todo el día patrullando.”
Por supuesto, reconoció la necesidad, sobre todo, de defender los puestos de trabajo para aquellos quienes dependen directamente del movimiento turístico: “Mucha de la gente trabajadora está vinculada al circuito turístico, de mozo, en servicio de mantenimiento y limpieza. Si baja la actividad turística, hay menos trabajo.
No es sólo defender el capital de los dueños sino también las fuentes de trabajo.”