Sábado 23 de febrero, 2019
  • 8 am

Sanidad: exceso de precipitaciones generá problemas en categorías jóvenes

Publicite aquí

De acuerdo a un informe elaborado por el Dr. Alejandro Saravia del Instituto Plan Agropecuario, es aconsejable observar detenidamente la sanidad del rodeo vacuno, ante los actuales excesos hídricos que se han venido registrado en el país, principalmente en el caso de las categorías jóvenes frente a la presencia de parasitósis internas y externas.
Manejo y Sanidad en vacunos
Vacas que se estén entorando, se recomienda realizar a la mitad del periodo, el Diagnostico Actividad Ovárica (DAO), para conocer su estado reproductivo y tomar medidas que mejoren la situación reproductiva de los vientres, este diagnóstico es más importante en vientres con su primera cría al pie.
En este escenario, también es necesario monitorear el estado sanitario del ganado porque las condiciones son favorables para el desarrollo de varias enfermedades.
En categorías jóvenes como terneros y sobreaños, es clave un adecuado control de los parásitos gastrointestinales. Como las condiciones de alimentación no permiten sospechar que se está frente a cargas parasitarias importantes, mediante el análisis de materia fecal se puede conocer la carga parasitaria y decidir sobre la correcta dosificación de los animales en tiempo y forma, antes que aparezcan los síntomas clínicos, momento que ya hubo pérdidas.
Se debe tener un mayor control de Fasciola hepática o Saguaypé, por desbordes de ríos, cañadas y tajamares, ya que las condiciones para el huésped intermediario (caracol) son muy favorables y puede haber mayor oferta de formas infectantes para el ganado.
Enfermedades infectocontagiosas como la Queratoconjuntivitis de los terneros, Leptospirosis o Clostridiosis como la Mancha, pueden encontrar también condiciones favorables, por lo que su prevención con vacunas disminuye su incidencia.
Aumentar la frecuencia de las recorridas para monitorear todas las categorías, teniendo en cuenta que es época y el ambiente es propicio para la bichera. Las heridas provocadas por los caravaneos o castraciones tempranas son propicias para que las moscas depositen sus huevos.
También en situaciones donde se pastorean animales pesados, pueden ocurrir casos de problemas podales.
En campos con garrapata, se debe intensificar la vigilancia, ya que también para este parásito las condiciones son más que favorables. Seguramente en los próximos meses, el número de controles en los animales, deberá ser mayor que en otros años más secos, a pesar de lo cual es esperable que la presencia de este parásito sea alta, pudiendo incluso registrarse casos de tristeza parasitaria en rodeos bien saneados. La identificación de animales afiebrados, que dejan de comer, echados por largo tiempo y “tristes”, puede hacer sospechar la presencia de la enfermedad, la que podrá ser confirmada por un Médico Veterinario.
Si se suplementa a cielo abierto, se deben buscar alternativas para dar el alimento en lugares secos y de topografía elevada, evitar que los comederos queden con restos de comida, para que no se moje y pierda calidad.