Miércoles 17 de julio, 2019
  • 8 am

Primera quincenal del año con valores en alza en Parada Herrería

Con una oferta reducida debido al buen verano para la ganadería, con un productor que está reteniendo sus ganados porque no tiene la necesidad de vender y puede poner kilos baratos y en contrapartida quiénes vendieron con necesidad de reponer, Parada Herrería se posicionaba como una feria con buena demanda y con valores que marcarian las nuevas referencias para la reposición, y en la jornada de ayer se confirmaron las expectativas.
Las precipitaciones que se registraron en la jornada de ayer, disminuyeron la oferta que llegó al local feria, tanto de ovinos como vacunos, al tiempo que un lote de ganados quedo fuera de la pista por garrapatas, problemática que vuelve a ser un problema, debido también a las lluvias y el exceso de húmedad.
La oferta de ovinos se conformó de dos lotes, uno de capones que se comercializó en US$ 59 y otro de corderos que quedo en US$ 40.
En lo que respecta a los vacunos, las vacas gordas, pesadas, alcanzaron valores de US$ 620, US$ 570, US$ 535 hasta US$ 490, en tanto que las preparadas e invernada adelantada, con referencias de precios que fueron de US$ 420 a US$ 460.
Para invernar se destacó un lote de vacas negras, que se pagaron US$ 474, con un piso para la categoría de US$ 405. En machos paso un lote de 31 terneros angus con un valor de US$ 315, donde se veían terneros chicos en el lote.
La oferta se complemento con vacas manufactura que cotizaron a US$ 347 y US$ 285, en tanto que un novillo industria se vendió a US$ 380. El cierre de la operativa fue con dos piezas , de cría equina que se vendió en US$ 150 la pieza.
El Dr. Germán Gaudín, al finalizar las ventas, dijo que fue un remate “excelente” y lamentó la disminución de la oferta debido al exceso de precipitaciones que no permitió llegar al local todo lo previsto anteriormente. “Teníamos una idea de lo que podría pasar con las ventas, pero fue un remate excelente, con muy buenos valores y mucha demanda”.
El rematador señaló que en los negocios particulares a nivel del escritorio está ocurriendo lo que se vió en el remate, debido a que “hay una demanda imponente por reposición, los campos están excepcionales, hay poca oferta y lo que aparece se está vendiendo muy bien” dijo.
Respecto a los precios en Parada Herrería, Gaudín señaló que “los valores que se pagaron en todas las filas, tanto en ovinos como en vacunos, son excepcionales, marcando una tendencia de lo que va a ser el futuro de la reposición al corto plazo”.
En esta oportunidad el martillo fue compartido también por las nuevas generaciones. Al final de la subasta Germán Gaudín Hijo y Santiago Gaudín, fueron los encargados de rematar los últimos lotes que pasaron por pista, con el respaldo de sus padres desde la pista con piques que permitieron el buen trabajo de los jóvenes en el martillo.
Las ventas en Parada Herrería volveran en el mes de marzo, dijo el Dr. Germán Gaudín. “Si aparece la oferta, hay que tener los ganados con 15 días de vacunados, realizamos una feria el 1 de marzo, de lo contrario nos vamos al 15 de marzo”.