Martes 7 de julio, 2020
  • 8 am

Por los caminos De la Historia del Uruguay y el Mundo

Enrique Cesio
Por

Enrique Cesio

98 opiniones
Diario

Por Enrique Cesio.

Deng Xiaoping

No está claro porque una familia campesina eligió estudios internacionales para su hijo, pero lo cierto es que Deng Xiaoping concurrió a colegios en Francia y la URSS y regresó recién a su país en1926. Había nacido en 1904. De inmediato se alistó en filas del Partido Comunista y en las fuerzas del norte del país. Paulatinamente fue ascendiendo en cargos e importancia y cuando recibió la aprobación de Mao, fue uno de los dirigentes de mayor influencia en la cerrada elite dominante en el poder sinoísta.

Sin embargo, llegó su momento de ocaso transitorio, cuando impulsado por su mujer Jiang Qing, Mao lo consideró enemigo de la Revolución Cultural y debió pagar el duro precio de la descalificación y la pérdida de cargos. Muerto Mao y eliminada la figura de Jiang, fue reivindicado. A la muerte de Mao, se esperaba fuera designado su sucesor, pero el padre de la China moderna, designó a Hua Guofeng. Esto abrió una dura lucha por el poder, que concluyó con la amplia victoria de Deng, que pasó a ser el referente máximo de la nueva China.

Diario

Así se puede llamar, porque sin las reformas que implantó Deng su país no sería la potencia que hoy aparece en el mundo. Abrió la economía, permitió libertad a los campesinos, industrializó el país de forma acelerada, logró el reconocimiento de Estados Unidos en 1979, visitó al presidente Carter, ingresó en la Organización Mundial del Comercio, trabajó en la restitución de Hong Kong de manos del Reino Unido y formó parte del FMI. Esto parecía increíble mientras se procesaba, así como la sustitución de Taiwan por la República Popular China, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

Todos estos elementos transformadores, no impidieron gobernara autoritariamente, aunque sin hacer el culto a la personalidad que ejerciera Mao. Su punto culminante de represión, se dio en los episodios trágicos de la Plaza Tia´anamen en 1989.

Aquejado de Parkinson y afectado hasta para hacerse entender, igual siguió dirigiendo las líneas principales y respetado como el gran reformador chino. Muerto en 1997 sus sucesores, han continuado y ampliado las líneas generales. Cualquiera sea el punto de vista sobre sus gestión y personalidad, es uno de los protagonistas generadores del mundo en que vivimos.