Miércoles 18 de septiembre, 2019
  • 8 am

Un 80% de los niños con cáncer de Salto se recuperan gracias a los tratamientos

Por Karina De Mattos.
Ayer 4 de febrero se conmemoró el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer y el lema de la Organización Panamericana de la Salud fue: “Nosotros Podemos. Yo Puedo”. Una de las consignas impulsadas es la colaboración colectiva para contribuir a reducir la carga mundial de cáncer.
En Salto, la Asociación Civil “Dr. Neri Campos Pierri” trabaja desde hace años en apoyo al niño con cáncer, y tiene muy buenos resultados en el combate al cáncer infantil en convenio a nivel nacional con la Fundación Pérez Scremini, según dijo a CAMBIO uno de sus integrantes, el Cr. Álvaro Llama.
ACUERDO CON MSP
Respecto a cuanto niños son los que necesitan del apoyo de la institución, Lama dijo que “siempre rondan los 30 pacientes, un mes más, un mes menos. Lo que pasa es que nosotros los clasificamos en diferentes etapas. La inicial es cuando se detecta la enfermedad, -hecho que implica el desarraigo de Salto-. Se instalan en Montevideo y pasan tres a cuatro meses inicialmente donde se comienza el tratamiento, pero es el período peor para la familia. Acuérdense que nosotros trabajamos con gente de recursos económicos escasos, que normalmente no tienen un trabajo fijo, se van detrás del niño con todo lo que implica”, dijo. Después cuando el tratamiento se va dilatando la gente va yendo una vez por mes, después una vez cada seis meses o hasta una vez por año hasta que se le da el alta.
“El tema es que siempre estamos atendiendo, o sea que es un número importante desde que empiezan hasta que están vinculados”. En cuanto a números números la asociación maneja de recuperación es que el 80% de los niños se recupera, por eso se está trabajando y gestionando un acuerdo con el Ministerio de Salud Pública para también aplicar todo lo que tiene la fundación, para adolescentes y empezar a ampliar un poquito la edad de atención y tratar de que esta cifra también llegue a estas edades.
LOS APOYOS SOLIDARIOS
Por otro lado, Llama se refirió a los apoyos que desde Salto siempre hay para que la asociación pueda ayudar al niño oncológico. “Esas siete mil hamburguesas que siempre tratamos de vender alrededor de los meses de setiembre y octubre resultan un hito importante. Periódicamente vamos difundiendo actividades. También tenemos la posibilidad de que se puedan hacer socios, nos llaman a cualquier hora y nosotros los visitamos y pueden colaborar con una cuota, mensual o lo que puedan”, dijo. Esto habilita al grupo a poder pagarle a las familias el pasaje a Montevideo, la atención psicológica, atención odontológica, todo lo que el niño y su entorno necesitan.
Sobre todo lo que respecta a su habitación, su vivienda, ya que debe estar en condiciones, y el tema de la humedad y una buena higiene en el baño son elementos fundamentales que ayudan a que ese porcentaje de recuperación vaya mejorando. “Hoy somos una asociación, una persona jurídica, regulada por todos los controles del Estado, nos deja tranquilos para que Salto sepa a dónde va su dinero, rendimos cuentas periódicamente”.