Domingo 29 de marzo, 2020
  • 8 am

Por los caminos De la Historia del Uruguay y el Mundo

Enrique Cesio
Por

Enrique Cesio

96 opiniones
ANGLO

Por Enrique Cesio.

Julio Jurkowsky

Vida novelesca si las hay, la de este polaco de Varsovia, nacido en 1844. Egresó del Colegio de Varsovia sin título e ingresó a la Facultad de Montpellier, también sin terminar sus estudios. En Montevideo en 1867 logró se lo habilitara como cirujano, sin que ello impidiera al hombre ejercer toda la medicina.

Estuvo a cargo del Lazareto de la Isla de Flores, al que renunció para residir en Rocha y Minas, haciendo sus labores médicas. Precisamente al abrirse las dos primeras cátedras de la Facultad de Medicina, Jurkowsky ganó el concurso para la de Anatomía, por lo cual puede considerársele de lso fundadores de esa casa de estudios.

Soledad

Fernández Saldaña habla de un ” capitulo sentimental “, para explicar su radicación en Salto. La realidad completa, es que se había constituido en pareja de la famosa dama Carlota Ferreira, la que inmortalizó Juan Manuel Blanes, en el cuadro que está en exposición permanente en el Museo de Artes Visuales. Carlota había estado casada con un señor de prosapia, luego con Nicolás, el hijo de Juan Manuel Blanes, lo que no le impidió ser la amante del pintor y provocar la ida de Nicolás a Europa, donde Juan Manuel lo buscara incesantemente.

La documentación notarial prueba que el cuasi médico, compró en condominio con Carlota, los terrenos que ocupan cuarto de manzana de las calles Brasil, Invernizzi y 19 de abril de la ciudad de Salto.
Le encargaron a Antonio Invernizzi, construyera allí un edificio apto para instalar un centro electro -hidro- terapéutico. No hay explicaciones para saber porqué en 1900, apenas inaugurado , el hombre lo cerró. Se fue a Córdoba y abrió un sanatorio para pulmonares y luego se internó en Misiones donde falleció en 1813. Por su parte, el edificio pasó a Aníbal Semblat, quien se lo vendió a don Esteban Solaro y luego -modificado- ha quedado como la sede del Colegio-Liceo Vaz Ferreira.

Por lo que hace a la dama fatal de Carlota, no se sabe bien si siguió a Julio. Afirmaciones reiteradas la hacen muriendo en el Paraguay.