Domingo 18 de agosto, 2019
  • 8 am

Latidos 8-2-2019

RÁPIDA RESPUESTA

Nobleza obliga. La lectora que a diario sale a caminar por la Ciclo Vía a Daymán y que manifestó en esta misma sección que el pasto de un lado y otro del sendero pavimentado estaba muy alto, se comunicó agradecida por la rápida respuesta de la Intendencia a su inquietud. Por lo general el tramo le correspondería al MTOP, pero la comuna tomó la iniciativa y en la tarde de ayer con maquinaria especial realizó el corte del pasto a lo largo de todo el tramo que conduce desde La Gaviota a Termas del Daymán.
POZOS MARCADOS
Desde que residentes en Barrio Independencia marcaron con cal los pozos existentes en esa zona de la ciudad, muchos vecinos copiaron la acción y ahora son muchas las calles que tienen marcados los baches y pozos. “Es innegable que las lluvias que se registraron influyeron y que las calles que estuvieron afectadas por la inundación están muy complicadas, pero hay otras zonas que fueron arregladas que se volvieron a romper”, dijo un ciudadano. Sin ir más lejos, el hombre contó que hace unos días en la zona de Barrio Dos Naciones casi rompe una de las llantas de su moto al caer en un profundo bache que estaba disimulado por el agua. “Tan fuerte fue el sacudón que pensé había roto”, dijo.
TRUCHOS PERO USADOS
Días atrás se realizó en Salto una asamblea nacional de trabajadores del taxis donde entro otros temas se dijo que en Salto se mantiene la preocupación por la circulación de “taxis truchos”. A todo esto esto un lector reflexionó: “Si hay tantos taxis truchos es porque los legales no dan abasto con su trabajo y la gente recurre a estos para trasladarse. Por otro lado”, dijo el ciudadano “cuando uno llama a un taxi no le pregunta si es legal o no, se sube y viaja”, dijo. Más allá de los controles de la Intendencia el lector considera que debe haber una libertad de trabajo o entrega de más chapas para taxímetros.
400 PESOS POR UN VIAJE
A propósito del los taxis una mujer dijo que llegó de Montevideo a la Terminal de Salto Shopping y tomó un taxi para trasladarse hasta su casa que queda en barrio Cien Manzanas. Al llegar a destino el trabajador le cobró 400 pesos por el viaje. “Un disparate”, dijo la mujer, quien agregó sigue siendo caro el servicio en Salto y nadie control lo que se cobra. “Es un atropello a la gente”, señaló.
CADA COSA EN SU LUGAR
Una lector, músico de profesión, dijo que le molestó que ASDEMYA (Asociación de Músicos y Afines), permitiera que las comparsas realizaran una conferencia de prensa en la sede social. “Sin ofender a nadie, me parece que no corresponde que un lugar para músicos, para personas que estudiaron música y saben ejecutar un instrumento, reúna a un grupo de personas que salen en Carnaval”, dijo. El hombre pedirá explicaciones a la directiva de la institución a la cual es socio desde años.