Lunes 22 de abril, 2019
  • 8 am

Mercado equilibrado y firme en la reposición y el ganado gordo

El mercado de haciendas gordas sigue equilibrado, con valores firmes. Los operadores de mercado señalaron la persistente firmeza de precios, con una industria intentando cerrar negocios a menores valores, siendo rechazado por la oferta en la mayoría de los casos.
El gran tema parece ser el de las opciones cuando no aparecen los precios pretendidos. En el caso que el invernador vea que los niveles ofrecidos por la industria cubren sus expectativas, entonces decide la venta. Cuando ello no ocurre, la oferta se retrae y espera por nuevas propuestas comerciales.
Precisamente es ante los valores que no colman las expectativas de los productores que éstos prefieren seguir agregando kilos a sus ganados, ya que este verano el pasto abunda y se precisan bocas para cosecharlo.
A esta reticencia por vender se le suma cuando el productor se da vuelta y tiene que atar el precio ofrecido por su hacienda gorda con el valor de la reposición. Si el mercado del gordo está firme y fluido el de la reposición también se muestra muy fuerte, pero en ese caso cuesta más cerrar negocios. El criador pretende mejores valores, también apoyado por el clima que le permite esperar tranquilo sin limitantes de forraje, pero el invernador no avala pagar cualquier precio por reponer.
La demanda empezó a faenar esta semana ganados para la cuota 481, que se suma en varios casos a las cuadrillas Kosher que operan para Israel. Con los ganados para Europa los negocios se cerraron con 90 días de anticipación por lo que, de mantenerse sin variaciones grandes el nivel de faena, la capacidad de cierre de nuevos negocios y de nuevas faenas se restringiría con respecto a lo observado recientemente.
Ése es el partido que los productores estarán jugando en las próximas semanas. En caso del clima seguir acompañando la posición vendedora de los productores, la industria podría seguir viendo dificultades para encontrar hacienda que cubra sus necesidades de faena.
El novillo opera en el eje de los US$ 3,25 por kilo carcasa, si bien puede conseguirse algún negocio por lotes con algún centavo adicional, en el caso de ganados pesados y de buena terminación. En el caso de la vaca, opera en US$ 3,05 mejorando también algunos centavos cuando se trata de animales de mayor peso y buen rendimiento. La vaquillona, por su parte, cotiza en US$ 3,16 en la mayoría de los negocios, también pudiendo mejorarse los valores cuando se trata de lotes especiales y con flete corto.
Las entradas a planta se mantienen cortas, en el entorno de los 7 a 10 días.
Ovinos
En ovinos, se ve un mayor interés por las categorías adultas, reflejado en la firmeza de los precios y en una mayor fluidez para la colocación de animales respecto a algunas semanas atrás. El cordero pesado cotiza a US$ 3,30 por kilo carcasa. El capón alcanza los US$ 2,99 mientras que la oveja lo hace a US$ 2,92.