Sábado 20 de julio, 2019
  • 8 am

Última inundación generó sensible aumento en la proliferación de ratas

Santa Fé

Por Andrés Ferreira.
La última creciente que se registró en Salto disparó en forma notoria la presencia de roedores en casas, predios baldíos e incluso calles. El problema de la rata no es solo el rechazo que provoca su presencia, sino lo dañina que suele ser en ambientes domésticos y la cantidad de enfermedades que transmite solo por aspiración de sus heces. La leptospirosis es una de las patologías comunes en Salto y cada año al menos cinco o seis personas enferman con este virus.
CAMBIO consultó con el Dr. Juan Pablo Cesio, -Director del Departamento de Salud e Higiene de la Intendencia de Salto-, sobre esta problemática, fundamentalmente en lo que respecta al plan de control para minimizar la proliferación de roedores. roedores.
MILES DE CASAS VISITADAS
Cesio afirma que tienen instalado desde hace unos cuantos años un programa de control de ratas y ratones que funciona con el apoyo y participación de las Comisiones Vecinales. En ese sentido ya se cuenta con miles de casas visitadas donde se evalúa la situación de las viviendas por parte de los técnicos contratados y se determina cuanta cantidad de raticidas se requiere y posteriormente si se necesita se efectúa una segunda intervención, e incluso en algunos casos extremos se ha realizado un tercer control. Para solicitar esta tarea los vecinos deben levantar una planilla en la Dirección de Salud e Higiene de la Intendencia o en las Comisiones Vecinales, completarla con el nombre, domicilio y teléfono de contacto, que al ser entregada se comienza a realizar el tratamiento. “La gran cantidad de ratas que se desplazan actualmente en la ciudad se debe a las anteriores inundaciones que llegaron a los saneamientos donde estas habitan. Por este motivo los roedores que se vieron amenazados por la cantidad de agua buscan otros lugares y es ahí cuando llegan a verse en gran cantidad haciéndose visibles por las calles” dijo Cesio.
SE REALIZAN DOS TRATAMIENTOS
El médico señaló que se están realizando dos tratamientos; uno consiste en fumigaciones a lo que le llaman retorno seguro, “justamente para el control de insectos debido a la gran presencia de agua por las inundaciones. Se hacen tanto dentro como fuera de las viviendas”. Por otro lado los técnicos dejan raticidas para el control de roedores en lo que se conoce como “Plan de Desratización”. Cesio aclaró que que siempre se le llama “control de roedores”, ya que terminar un 100% con ellos no es posible. “Es aconsejable que, si bien las personas pueden poner venenos para ratas en la casa, mientras no eliminen en el interior de la misma los lugares que son de comida para roedores o donde puedan habitar, no va a ser efectivo. Por eso se pide la colaboración de los vecinos, que no cuenten con gallineros y falta de higiene, que los fondos de las viviendas se mantengan limpios y así eliminar los roedores presentes en ese momento y evitar tentar que otros más aparezcan, o por lo menos con menos posibilidades”, dijo.