Miércoles 22 de mayo, 2019
  • 8 am

Sangra Venezuela y Salto recibe a 20 ciudadanos que buscan un lugar donde poder vivir y trabaja

 

Por Andrés Torterola.

La situación política y social que vive Venezuela ha generado que muchos de sus ciudadanos tengan que huir de su país buscando un mejor futuro en otras regiones, tal es así que en Salto existe una comunidad de 20 jóvenes venezolanos que eligieron Uruguay para vivir mientras su país resuelve la política interna y el conflicto ideológico con Estados Unidos y otros países europeos.

CAMBIO entrevistó a Gerson Espitia, -médico cirujano de 26 años- que es uno de los “Veneguayos” como se denominan estos muchachos que dejaron todo en su país para buscar vivir en paz y sin represión.

NO SE PUEDE SALIR A LA CALLE

Espitia dijo que llegó a Uruguay el 28 de julio del 2018, la planificación fue para algunos países del MERCOSUR, que tuvieran alianzas con Venezuela ya que Gerson es médico, graduado en la Universidad de Carabobo por eso la idea era ir a un país donde pudiera ejercer la profesión.

En Venezuela ya no existe la clase media, el salario mínimo no supera los 5 dólares, existe un mercado negro donde todo se rige por allí, “yo como médico ganaba hasta 10 dólares mensuales, aproximadamente 28 mil bolívares, trabajaba en clínicas privadas, con ese dinero se podía comprar un kilo de queso, un cartón de huevos, un kilo de carne y nadas más” “Yo le planteo a mi madre salir del país para ejercer mi carrera y tener una mejor estabilidad económica”, dijo.

Al ser consultado cómo hacían para vivir todo un mes con un salario de 10 dólares, Gerson nos dijo que existen otros rubros donde se paga una comisión mayor y sus familiares trabajaban como agentes inmobiliarios, otras personas se dedicaban a la compra y venta de dólares y tenían una comisión que le retribuía mayores honorarios como por ejemplo venderle dólares a personas que se estaban yendo del país, cada uno busca la forma de sobrevivir en Venezuela”

La mayoría de los jóvenes dejaron de trabajar en una actividad fija para hacerlo en trabajos informales, los que continúan son los que trabajan en organismos del estado, y tienen beneficios como las denominadas bolsas CLAP. Son personas pertenecientes a la clase baja, que comen una vez al día.

SIN AGUA POTABLE NI GAS

Otra de las causas de la salida del país es debido a la inseguridad. Gerson afirmó que ya lo habían robado algunas veces, en determinado horario de la noche no se puede salir a la calle en Venezuela.

Los servicios básicos como electricidad, agua y gas no funcionan de manera correcta, enormes zonas de Venezuela se quedan sin luz por lo menos dos días a la semana, lo mismo sucede con el agua potable y el gas, “Ahorita en mi casa no hay gas, el servicio que se encarga de la reposición de gas a nivel regional no funciona de manera adecuada, a pesar que es un país que tiene las reservas de gas más grande del mundo”. Con relación a la asistencia médica en los hospitales no hay medicamentos básicos para la atención en la emergencia, no había inyectables, sondas, las camillas todas ocupadas. En cuanto al transporte público Gerson dijo que ya no existe, lo que se usa en la actualidad son los denominados camiones de cochinos, allí suben las personas y se les cobra un boleto mayor al que cobra el servicio público y así transportan a las personas de un sitio a otro.

SUPERMERCADOS VACÍOS

En lo que tiene que ver a los supermercados, Gerson dijo que vivía en una zona de clase media por lo tanto había muchos supermercados muy surtidos con cosas importadas, estos centros de compras se fueron deteriorando hasta que fueron desapareciendo totalmente como los productos básicos de higiene. En la actualidad los estantes y anaqueles están vacíos, la carne llega por temporadas y las filas son enormes. Gerson dijo que el deterioro de Venezuela se debió a que el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías genero un “cambio drástico” a un socialismo expropiando bienes privados para ayudar a las clases bajas, ahí se deteriora toda la productividad y el resto del país, esto continúa con el presidente actual.