Domingo 24 de marzo, 2019
  • 8 am

Nuevos cierres de empresas locales encienden alerta roja en el Centro Comercial e industrial de Salto

Por Andrés Torterola.
“Se puede decir que la situación del comercio local es caótica, algunos pensarán que es una declaración tendenciosa porque estamos en campaña política, pero no decirlo significaría una falta de respeto a los empresarios y comerciantes que debieron cerrar sus empresas”.
Así comenzó la entrevista con CAMBIO, el Presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto, Atilio Minervine, quién en la tarde de ayer junto al resto de la directiva estuvieron reunidos con gestores turísticos y posteriormente con empresarios locales. Existen rumores que otra empresa de Salto con casi tres décadas en el medio estaría por cerrar sus puertas, si se suma Citrícola salteña estaría generando una situación de caos no solamente a los que trabajan en esa empresa sino a todo el comercio local porque hay muchos proveedores del rubro ya que es una industria que abarca muchas cosas.
PANORAMA COMPLEJO
Las reuniones efectuadas ayer fueron para tratar que algunas de las situaciones planteadas en directiva sean discutidas en un círculo cerrado con empresarios, para saber si están bien orientados en lo que se está haciendo. Minervine dijo que un funcionario del Centro Comercial estará en esta jornada en Montevideo, donde tendrá una nueva reunión con temas que quedaron pendientes y tratar de conseguir objetivos puntuales. Están esperando una respuesta y el miércoles en la segunda reunión de directiva de este año se buscará insumos para tratar de encontrar una solución a la situación de citrícola salteña pero también de otros comercios que probablemente tengan que cerrar sus puertas. “En algún momento pensamos que esto era el fondo y que de acá empezamos a repechar, pero suceden cosas que nos complican, estamos ocupados con el tema carnaval con el destino termas, buscando que las instituciones que tengan que llevar adelante algunos proyectos las ejecuten, el contexto está complicado, si no se toman medidas o se trata de que se encamine por los carriles que tienen que encaminarse, la situación va a ser tierra de nadie en cualquier momento”.
Atilio Minervine dijo que todas estas personas que pierden un trabajo, pasan al circuito de la informalidad y eso afecta a los pocos formales que van quedando. Las personas que quedan sin trabajo tienen que comer y pagar las cuentas.
TIERRA DE NADIE
La Comisión de Turismo del Centro Comercial está trabajando en generar un frente común para plantear cosas y tener información desde el punto de vista de todos los operadores privados del departamento que sea unificada.
En este momento están en tratativas con la intendencia para mejorar la zona de termas para poder arreglar los espacios públicos, las veredas, el problema que surgió con un puesto que se estaba instalando en la costanera de Daymán en un lugar prohibido donde no se puede construir nada, para un privado y ejecutado por funcionarios municipales, ese tema también estuvo en discusión.
Eso ha generado una fuerte reacción entre la población que asegura que la intendencia no tiene personal para hacer algunos trabajos y en este caso se ocupa de hacer un puesto para un privado.
Hay situaciones que hay que trabajar en común y con un criterio único de lo contrario termas de Daymán se transformará en tierra de nadie.
ESTAMOS MUY PREOCUPADOS
Minervine dijo que todos están muy preocupados y ocupados buscándole las herramientas para revertir la situación, pero la decisión no pasa solo por el Centro Comercial, sino que se debe aportar datos a los que pueden definir y encontrar las soluciones. “No queremos generar alarma, pero nosotros somos sinceros y mostramos la realidad”. A diario hay comercios chicos de los barrios que cierran sus puertas porque no pueden más y esta situación no es ningún atractivo para los inversores, sino que por el contrario se trata de una muy mala publicidad para quienes están pensando en abrir empresas en Salto.