Miércoles 1 de abril, 2020
  • 8 am

Por los caminos De la Historia del Uruguay y el Mundo

Enrique Cesio
Por

Enrique Cesio

96 opiniones

El desierto de Gobi

Esta zona desértica del Asia, es uno de los de mayor extensión en el planeta y crece anualmente, probablemente debido a la escasez de lluvias en sus cuencas y al cambio climático.
Se encuentra ubicado al Noroeste de China y al sur de Mongolia. Su altitud promedio es de 1.500 metros y su área de 1.300.000 Km2. Entre el Suroeste y el noreste hay una distancia de 1600 quilómetros y 800 entre norte y sur. Puede vincularse a un lado con las montañas de Altai y al otro con las estepas de Mongolia.

Posee variantes geológicas y es un reservorio de yacimientos fósiles, meta de muchas expediciones arqueológicas y antropológicas. El hecho de poseer diversos tipos de geología, hace muy versátil su clima, variable en extremo, no solamente entre estaciones, sino dentro de un mismo día.

En su momento tuvo grandes ciudades, pues era el pasaje obligado de la ruta de la seda. Hoy, lo atraviesa un ferrocarril trans-mongólico. Por su variabilidad posee una vegetación amplia y diversa y una fauna entre cuyos ejemplares especiales se conocen la gacela y el tibón, así como los leopardos que provienen de zonas aledañas, Montes, dunas, estepas, mesetas, algunas zonas húmedas y escasos cursos de agua, hacen durísimo atravesarlo en medios corrientes. A diferencia de otros fenómenos mundiales, como la disminución de los hielos polares, este desierto crece, como se ha dicho antes. No es un punto preferido de turismo, pero sí de numerosas expediciones científicas.

Soledad