Lunes 13 de julio, 2020
  • 8 am

Con el último año no alcanza

Gustavo Coronel
Por

Gustavo Coronel

9 opiniones

Por Gustavo Coronel
Si bien el dicho es cierto: “más vale tarde que nunca”, lo correcto sería hacer lo que hay que hacer en cada uno de los años.
Pero no, fiel a la premisa de que lo hecho al final quedara en la memoria de la gente, la “Administración del Intendente Lima salió a hacer lo que tanto criticó la izquierda de otros gobiernos: hacer obras el último año del mandato.
Es por eso que hoy vemos calles cortadas en épocas y lugares absurdos, maquinas que andan haciendo pasadas rápidas por barrios de la ciudad y equipos de bacheos que intentan disimular el mal estado del pavimento.
Todo ello a las apuradas, pues hay que hacerlo en este año que queda, antes y durante las elecciones internas, de Octubre, de Noviembre y por supuesto las municipales del 2020.
Y el vecino se preguntará y el año pasado, y el anterior y el anterior, no había dinero, no había materiales, o que faltaba para hacer lo que hoy se hace?
Y la pregunta es válida: que ha cambiado ahora respecto a años anteriores donde no se hicieron las obras que debían hacerse y veíamos como se tapan los pozos con tierra y portland, arreglos que lógicamente duraban unos pocos días?
Por que ahora se sale con un frenesí inusitado a arreglar en todos los barrios al mismo tiempo intentando ponerse al día con trabajos que ya están tan atrasados y que no se podrán realizar en este periodo.
Es acaso que este es año electoral, y que se vienen las elecciones y todo ello justifica este despliegue?
Si esto es así estaría muy mal, pues entonces el Intendente Lima estaría haciendo aquello que la izquierda tanto criticó, dejar para el último año los arreglos y las obras para tratar de mostrar que se hizo y mucho…pero solo al final.
Pero además que se está haciendo? Pues las obras que la ciudad y departamento esperaban desgraciadamente no llegaron ni van a llegar durante este último año.
Hablamos de barrios enteros que hoy sufren por el desborde de sus cunetas durante las lluvias fuertes, o del mantenimiento correcto de las calles no solo del centro sino de los barrios, realizando más cuadras de asfalto cada año y así ganándole terreno al polvo y a la tierra, también la caminería rural, etc. Es decir obras de importancia de esas que muestran como una ciudad y un departamento cambian durante los 5 años.
No queremos criticar por criticar, y felicitamos por todo lo que se ha puesto a hacer rápidamente la Intendencia en este año, pero lo que nos apena mucho es el tiempo perdido y el estado de la ciudad de Salto que en muchos de sus barrios y paseos sigue estando muy desmejorada.
Recordamos aquí, a la Av. Manuel Oribe, tanto su pavimento como su urgente Iluminación, la culminación de los trabajos en la Av. Reyles, todo lo que hay para hacer en Barrio Artigas, en la Zona del Cerro, tanto en Apolón y Asencio como en la zona de la Escuela 111. En fin un sin número de obras importantes que seguramente no se concretaran todavía.
Pues con un año de trabajo no alcanza, hay que hacerlos durante los 5 años de forma constante y continua.