Lunes 22 de abril, 2019
  • 8 am

Decano de Derecho vislumbra nuevos modelos de enseñanza en una Universidad Católica unida

En entrevista realizada por CAMBIO a la Directora de la Universidad Católica del Uruguay Campus Salto, Licenciada Jimena Silva y al Decano de la Facultad de Derecho Dr. Mario Spangenberg, manifestaron que desde el punto de vista conceptual la idea rectora es comenzar a ver a la universidad como un todo, y no los campus aislados de los distintos departamentos.
Consideran que la lógica y la realidad es que la universidad es una sola y por ese motivo la presencia tienen que ser permanente en el intercambio entre los distintos campus que no son nada más que secciones de una misma universidad.
NUEVOS MODELOS
Indicaron que los nuevos modelos de enseñanza universitaria y de formación profesional en la que se está trabajando deben tener presentes cotidianamente y estar abiertos también a las necesidades y a los desafíos que plantean los campus del interior y no solo los docentes pueden aportar ideas interesantes sino fundamentalmente, los propios regionalismos pueden acercar desafíos que la universidad debe afrontar. En cuanto a la Facultad de Derecho el Dr. Spangenberg dijo que el derecho actual es por naturaleza un derecho “líquido” haciendo el paralelismo con la modernidad líquida del sociólogo Zygmunt Bauman, -quién define a la modernidad como líquida-, afirmando que es una categoría sociológica que sirve para definir el estado actual de nuestra sociedad.
Bauman la define como una figura de cambio constante y transitoriedad, atada a factores educativos, culturales y económicos. “No es una característica singular y única del derecho sino las sociedades están en permanente cambio y evolución, cualquiera sea el ámbito de la vida social o laboral de cómo se hacían las cosas hace 30 años. Pocas cosas existen ahí de los que se hace en la actualidad, y el derecho no puede dar la espalda a esas verdaderas revoluciones que se han asistido en los últimos tiempos y fundamentalmente es un desafío, pero es una exigencia con mucha responsabilidad estar a la altura de las circunstancias”.
TECNOLOGÍA
En cuanto a la tecnología en la universidad y la sabiduría de los alumnos en ocasiones más avanzada que la de los profesores, el decano recordó una frase elocuente: “A todos les llega su Uber” esta expresión ilustra el punto de que a la educación también le ha llegado su Uber. “Y ante esos desafíos los seres humanos tienen dos tipos de estrategias posibles o se encierran en sí mismos tratando de negar la realidad aferrados a un pasado que ya no volverá, o se abren efectivamente al mundo, incorporan esas transformaciones y pretenden sacarle el máximo provecho al aprendizaje a partir de la corporación de las tecnologías”, dijo.
Afirmó que pensar que la educación universitaria tiene que echar del salón de clase a la tecnología es un desatino enorme y además en nada contribuye a las expectativas de aprendizaje ni de los estudiantes ni de los docentes y sobre todo de la sociedad del futuro.