Viernes 21 de enero, 2022
  • 8 am

El PBI y la fiesta de 15

Rodrigo Goñi
Por

Rodrigo Goñi

226 opiniones

Cuando una familia tiene que celebrar un cumple años de 15 de una hija, es común que tome créditos para solventarlo. Durante los preparativos de la fiesta, la familia incrementará sus gastos, con lo cual se puede afirmar, que la familia ha aumentado su PBI, y concomitantemente, ha contribuido a incrementar el PBI del país. Esa familia ha pagado más impuestos (el IVA de los intereses del propio préstamo, y de las compras realizadas, más el impuesto a las ganancias de las empresas involucradas), ha contratado servicios que involucran personal, etc.
Toda esa suma de transacciones, de todas las familias y empresas del país, es lo que se resume en el manido PBI, y es lo que el Ministro Astori ha destacado como positivo, en la medida que hace 14 años, que el PBI uruguayo no para de crecer.
Hasta acá todos felices, nuestra familia ha festejado el cumple de la hija, recuerda y atesora momentos de mucha emoción, que conforme pase el tiempo serán recordados con mayor emoción aún, pero al mes siguiente, comienza el largo camino de la devolución del préstamo obtenido, y así durante un año o más, las cuotas serán un lastre que harán que esa familia, deba gastar menos o buscar por algún lado, otros ingresos que contribuyan a pagar la cuota.
Y en Uruguay ha pasado lo mismo, en el último año, la deuda ha crecido unos 2.400 millones de dólares, pero los ingresos, el aumento del PBI, ha sido de unos 1.500 millones de dólares, con lo que si se tratara de nuestra familia fiestera, se nota que después de la fiesta, no han logrado aumentar los ingresos para pagar el préstamo, y como no han querido achicar los gastos familiares, han salido a pedir nuevos préstamos, con lo que, un año después de la fiesta, tienen más deudas.
Astori nos dice que el principal problema de Uruguay es la caída de la inversión y el aumento del déficit, y nuestra familia fiestera, nos dice que no puede invertir porque no tiene capacidad de ahorro, y que las deudas que está tomando, son para cubrir los gastos mensuales, no para invertir, y que el tiempo pasa, las deudas se acumulan, y ya está notando que cada mes le cuesta más conseguir nuevos créditos, y que algunos acreedores le están pidiendo que comience a achicar las deudas.
Y hoy, el gobierno del Frente Amplio ha colocado a Uruguay en esta situación, es consciente de ello, ya desde el exterior, quienes nos evalúan y que son quienes aconsejan a los que nos prestan, nos están diciendo que no podemos seguir gastando como hasta ahora, que la fiesta terminó y las cuentas hay que pagarlas.
El gobierno primero había “consolidado fiscalmente” sus cuentas, es decir había cobrado más impuestos, pero como no le alcanzó, y sabe que no puede aumentarlos más, está ahora anunciando que deberá empezar a gastar menos, claro que para ello, se tomará un año más, de manera tal que el próximo gobierno, vea como hace al final de cuentas, para pagar la fiesta.