Martes 19 de noviembre, 2019
  • 8 am

26 de marzo: construcción y avance

María Noel Rodríguez
Por

María Noel Rodríguez

7 opiniones

Por María Noel Rodríguez
Partido Comunista
Hoy 26 de marzo, se celebra un nuevo aniversario del primer acto público del Frente Amplio.
Hace 48 años de aquel 26 de marzo de 1971. Se ha recorrido un camino lleno de esperanza que tuvo que atravesar la dictadura cívico-militar, creciendo desde el pie como cantó el camarada Alfredo Zitarrosa, siempre de la mano de nuestros sueños, con propuestas para construir un país más igualitario con mayor justicia social, acumulando fuerzas que nos permitieron alcanzar tres veces consecutivas el gobierno nacional y ser gobierno departamental en varias oportunidades y distintos departamentos. Quedan aún viejos sueños por cumplir, a los que se han ido sumando los nuevos sueños de este tiempo. Es desde ellos que construimos esta propuesta: mismos principios, nuevos sueños. Los desafíos actuales implican pensar y comprometerse con el Uruguay del Siglo XXI: un país creativo, productivo, solidario y sustentable. Un país de trabajo. Un país integrado a la región y en el mundo. Un país que da un salto en la calidad de sus políticas sociales. Un país que construye cultura. Un país con mayor descentralización. Un país con un Estado inteligente, transparente y cercano a la gente. Un país con memoria. Un país más seguro y con mejor convivencia. Un país con más democracia y más ciudadanía. Este país es posible y los gobiernos del Frente Amplio han demostrado que los cambios se pueden hacer. Óscar Andrade nuestro precandidato a presidente por el espacio 1001, decía hace un tiempo “Este proceso de acumulación, de avances, tiene una expresión muy importante en estos tres períodos de gobierno nacional del Frente Amplio. (…).
El Frente logró implementar una serie de políticas públicas, sociales, laborales, de seguridad social en un escenario de extraordinario crecimiento de la economía, para sostener esas políticas públicas y profundizarlas en un escenario de crecimiento menor de la economía, de enlentecimiento, o estancamiento, las medidas desde el punto de vista redistributivo tienen que ser más potentes.
Por supuesto que hay que ver con profundidad los instrumentos, si es el reaforo rural, si es incrementando el impuesto al patrimonio, si es el impuesto a la herencia, si es el impuesto a la renta empresarial. Pero la discusión no se puede limitar a los instrumentos y tampoco solamente estar enfocada en lo fiscal. El objetivo político es tener recursos para determinadas políticas sociales que, por ejemplo, atiendan la crisis urbana y resuelvan el tema de la vivienda que es un drama estructural, que trae aparejado un conjunto de otros dramas, problemas respecto a la convivencia, a la seguridad, a la pobreza infantil”. Hay bases sólidas para seguir avanzando, experiencia y conocimiento acumulado, debemos seguir construyendo vida digna.