Sábado 20 de abril, 2019
  • 8 am

Frigorífico trabaja para disminuir los malos olores

El 5 de abril CAMBIO publicó que los vecinos del barrio Saladero denunciaban una posible contaminación por el frigorífico “La Caballada”, los mismos se mostraban preocupados por los fuertes olores provenientes de la planta.
CAMBIO entrevistó a Andrés Silva, directivo del frigorífico, quien brindó información sobre los trabajos que se están llevando adelante para revertir la situación.
Silva aseguró que las obras que se hicieron hasta el momento han mejorado bastante lo relacionado a los malos olores que emanan de la planta, aún queda mucho por hacer ya que sigue habiendo presencia de olores que molestan a los vecinos cercanos porque hubo problemas serios en el mes de marzo.
DINAMA
La Dirección Nacional de Medio Ambiente DINAMA, está en conocimiento del tema y trabajando en conjunto para el secado de “lodos”, ya iniciaron los procesos de asimilación de olores, hubo una gran mejora en los canales y en el sistema de limpieza de gases.
“Básicamente los frigoríficos tienen un tratamiento de efluentes de lagunas, que es común y los hay en todos lados, en nuestra planta no lo podemos hacer porque no hay suficiente espacio, entonces lo que se hizo fue una separación por absorción con filtros biológicos y todo lo que se extrae de los efluentes líquidos queda en un tanque, esto es lo que se llama “lodos” que son compuestos por todo lo que contamina el agua.
Son muchos líquidos, para que no contamine se tiene que asimilar y deshidratarlo con varios métodos, es una concentración de compuestos químicos que se encuentran en la tierra, pero al tener mucha concentración este líquido contamina. Al secar el lodo, se extraen los líquidos que pueden volver a la planta de efluentes, quedando estabilizado, sin contaminar, y se usa para mejorar las tierras como fertilizante, muchos chacareros nos piden este fertilizante, pero no estamos habilitados a dárselos, se trabajará en procesos para ya poder dispensarlos en cualquier chacra. En este proceso de secado, los gases tienen contacto con el medio ambiente y generan olores, que, si no son controlados, pueden ser muy molestos.” Manifestó
PREOCUPACIÓN
Silva dijo que las autoridades del frigorífico están muy preocupadas por estos problemas con malos olores, pero que es muy importante resaltar que se pusieron en campaña de controlar mediante una puesta en marcha, buscando soluciones. Lo que les piden a los vecinos cercanos, es que, si sienten malos olores, llamen al frigorífico para hacerles saber en el momento, ahí se podría tomar medidas en el momento, son conscientes que molesta mucho y se quiere controlar para que no suceda, no es la idea contaminar el ambiente aéreo ni generar molestias en la gente. A veces los olores no son del lodo, sino de los animales o la grasa que cuando la gente del frigorífico pasa por la costanera y conoce sabe de donde provienen, y si es por la grasa se tiene que apuntar a otro sector y no al lodo.