Martes 16 de julio, 2019
  • 8 am

Fallas en el “Plan Estratégico” ponen en duda el dejar de vacunar contra aftosa en Brasil

Un documento de 83 páginas disponible en el sitio del Mapa (Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento) explica el “Plan Estratégico” del Programa Nacional de Fiebre Aftosa (Pnefa). Sin embargo, tal documento estará obsoleto justamente en el punto más importante del grandioso programa trazado por los agentes del gobierno federal: la tan anhelada fecha elegida para la conclusión final del proceso regional de transición de zonas libres de fiebre aftosa con vacunación para libre sin vacunación, con reconocimiento por la OIE – Organización Mundial de Salud Animal.

Según el texto publicado el lunes por el diario O Estado de San Pablo, no será posible más cumplir el plazo final estipulado para la retirada total de la vacuna de fiebre aftosa en los llamados cinco bloques de la Federación – hasta 2023. “No se sabe si habrá nueva directriz o cronograma del plan, pero el plazo de 2023 ciertamente terminó”, dijo una fuente al Estadão, sin que se identificara el nombre del informante.

La decisión de revisar el Pnefa fue tomada el pasado jueves durante una reunión de la Cámara Sectorial de Bovinocultura de Corte, según relata el diario. La materia dice que una auditoría hecha por el Mapa constató “fallas en servicios estatales que deberían cumplir exigencias mínimas para que la vacuna fuera gradualmente retirada”, citando la “falta de puestos de fiscalización, estructuras para análisis de riesgo y la ejecución de estudios epidemiológicos”.
Según el reportaje, durante la auditoría del Mapa, São Paulo tuvo una de las peores valoraciones: “sacó nota 1 en una escala que va hasta 5”.

Santa Fé