Domingo 19 de mayo, 2019
  • 8 am

Jóvenes profesionales venezolanos piden ser contemplados en el campo laboral salteño

En los años setenta, miles de uruguayos se fueron del país debido a la situación política y económica en la que se encontraba Uruguay, una cantidad eligió como destino Venezuela, más de una década después la democracia retorna y con ella también los compatriotas que habían emigrado.
CAMBIO dialogó con uno de los miles de venezolanos que huyeron de su país por la misma situación que los uruguayos en década anteriores. Gerson Espitia nos comentó cual es la situación real y verdadera de los demás ciudadanos bolivarianos que se encuentran viviendo en Salto. Existe un grupo de diez personas que están en contacto permanente, algunos de ellos están trabajando de manera informal, pero, de todas formas, con muchas dificultades tienen lo suficiente para su sustento.
Varios de los venezolanos tienen estudios universitarios, pero no han podido encontrar una actividad de acuerdo a su profesión, están desenvolviéndose como mozos tanto en Termas del Arapey como de Dayman, en servicios de cocina o como auxiliares de servicios en algunas instituciones bancarias de la ciudad.
En cuanto a la asistencia médica dijeron que no tuvieron mayores problemas porque fueron atendidos como corresponde en el Hospital Regional Salto cuando surgió algún inconveniente, pero la idea es que puedan lograr conseguir un trabajo estable y mejor remunerado que un salario mínimo ya que éste, solo les permite pagar el alquiler.
“Nos pidieron dos o tres meses de depósitos por adelantado, o de lo contrario una garantía que no la tenemos”, por ese motivo en algunos casos varias personas están viviendo en la misma casa que tiene espacios reducidos y las condiciones no son óptimas, también viven en pensiones o alquilan cuartos con baños compartidos, nos decía otro de los extranjeros que vive en Salto.
Existe un médico que está trabajando en la mutualista de Salto, hace suplencias en Constitución y Belén, también en termas del Arapey, pero aún falta, existe por lo menos una decena de estos ciudadanos que están pasando por dificultades sobre todo económica.
Espitia es médico y en oportunidades atiende a personas mayores con dificultades, dice que en Uruguay los servicios públicos son costosos y que están pasando por situaciones muy difíciles por ese motivo cada tanto se reúnen para conversar y tratar de encontrar soluciones que les haga más llevadera la estadía en Uruguay. Estos jóvenes se pusieron a disposición de la ciudadanía salteña, para que empresarios o empresas que necesiten a funcionarios pueden comunicarse con Gerson Espitia al celular 096108580.
No es verdad –dicen- que vinieron varios venezolanos a Salto en Semana de Turismo a trabajar, los que están radicados acá están tratando de encontrar una solución laboral, aunque sea momentánea hasta encontrar una mejor solución.