Martes 16 de julio, 2019
  • 8 am

Se pelearon a golpes de puño por el botín y la propietaria encontró su moto

En completo desorden
Una mujer que vive en la calle Brasil al 2100 denunció que hacía dos días que no se encontraba en su casa, la que durante ese tiempo quedó sin ocupantes, y al llegar, el pasado sábado a la hora 19:00, se encontró con que la puerta del garaje estaba entre abierta, la puerta del auto doblada del lado del acompañante y el interior en completo desorden. Según su testimonio, también le faltó la rueda auxiliar y una rueda delantera.
El delincuente se desacató
Próximo a la hora 04:40 del sábado, personal del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), llegó hasta calle Sarandí a la altura del 200, puesto que desde ese lugar se estaba reportando un hurto. Una señora da cuenta que su sobrino se encuentra fuera de la ciudad y le avisa que se habría activado la alarma de su casa. Al concurrir a verificar que sucedía, observa desde el exterior la rotura de una ventana de planta alta, por lo que decide llamar al 911.
Al ingresar a la casa, en el segundo piso, la policía encuentra a un hombre, que al notar la presencia de los efectivos se desacata, pero de todas maneras es detenido.
El hecho fue puesto en la órbita judicial, y la fiscalía de primer turno dispuso: «Que el indagado permanezca detenido, Policía Científica realice relevamiento fotográfico, se recaben registros fílmicos y actas a la denunciante y a la víctima, y se la vuelva a enterar». Se ampliará.
Ladrones en la madrugada
En respuesta a un llamado telefónico que denunciaba el hurto en una casa de familia, el Centro de Comando Unificado deriva personal policial a una Vivienda ubicada en calle Córdoba a la altura del Barrio Víctor Lima. En el lugar un hombre mayor de edad dijo que próximo a la hora 05:30 escucha ruidos en el fondo de su casa, y al salir a ver cuál era el origen de los ruidos, ve a dos hombres saltando el muro, los que se llevaron una garrafa color azul de 13 kg, y se dieron a la fuga en una moto.
Se tomaron a golpes de puños
Una mujer mayor de edad se presentó en la seccional cuarta de policía y denunció que próximo a la hora 03:20 de ayer domingo, le hurtaron la moto desde el patio interior de su casa, ubicada en calle Magallanes a la altura del 4000. En su relato la mujer afirma que al darse cuenta del hurto, sale, acompañada por una amiga, en procura de su localización. Según datos aportados por personas que se encontraban en la vía Pública, logró ubicar en un descampado cercano a dos hombres que estaban escondidos entre las malezas con el vehículo, tomándose a golpes de puños, logrando recuperarlo, sin poder ubicar la chapa matrícula.
Según dijo los hombres se dieron a la fuga a pie. La moto es una YUMBO MAX, matrícula HKI 905.
Otra vez se llevaron cigarrillos
Personal del Programa de Alta Dedicación Operativa (P.A.D.O.), llegó hasta un Kiosco ubicado en calle Treinta y Tres Orientales al 90, ya que desde allí se estaba denunciando un hurto. En el lugar es entrevistado el propietario del comercio, quien manifiesta que cerró el local a la hora 19:40 y minutos más tarde le avisan que personas extrañas, mediante rotura de un vidrio de 2 x 3 metros habían ingresado al local. Según el comerciante los individuos habrían hurtado seis paquetes de cigarrillos, y la suma de $U 1.500 (pesos uruguayos mil quinientos) que se encontraban en una caja de cartón. Trabajó en el lugar la Policía Científica.
Ropa de niña y útiles escolares
Próximo a la hora 15.30 de ayer, personal Policial concurrió a calle 8 de Noviembre a la altura del 1200, debido a que desde ese lugar se estaba reportando un hurto en el interior de un auto. Una vez en el lugar una mujer dijo a la policía que dejó su auto estacionado en la vereda, frente a su casa, y al escuchar un estallido sale a mirar y ve a un hombre que rompiendo el vidrio trasero izquierdo del vehículo, le roba desde el interior, una mochila color negra marca PUMA, conteniendo ropas varias de niña y útiles escolares. El hombre rápidamente se dio a la fuga.
Forzamiento de la puerta
Un vecino de nuestra ciudad se presenta en la seccional segunda y expresa que próximo a la hora 10:00 de ayer domingo, dejó estacionado su auto en la calle Artigas a la altura del 1700, y al ir a ocuparlo notó que la puerta del lado izquierdo estaba entre abierta. Al mirar en su interior constató que desde el interior le habían hurtado una radio de auto marca Pionner, con pantalla digital; dos pinzas de corte, una de color amarilla y negra y otra marrón; seis destornilladores de mango de goma, y un foco de luz piloto, color negro.