Jueves 12 de diciembre, 2019
  • 8 am

La improvisación reina en la Intendencia

Dr. Carlos Silva
Por

Dr. Carlos Silva

79 opiniones

Por el Dr. Carlos Silva
Así como nunca hubo una planificación para arreglare el desastre que había dejado la administración anterior en las calles de Salto, tampoco hubo una política planificada para recuperar el turismo termal. No vimos a nadie salir a difundir sus virtudes pero tampoco una planificación real para achicar la distancia que ya nos ha sacado la ciudad vecina de Federación y otros centros termales de Argentina.
Tampoco se planifico o se ordenó el ingreso de los funcionarios municipales, así luego de echar a casi 250 funcionarios, en estos años de gobierno del intendente Lima, ingresaron casi 3 veces ese número durante estos años.
En cuanto al control de las obras particulares también le ha faltado criterio y planificación, a algunos vecinos se les dijo que si y a otros que no, algunos permisos pasaron por la junta departamental y otros que debían pasar obligatoriamente no pasaron. Y así sucesivamente hasta en la propia designación de los directores que integran el equipo de gobierno, unos se fueron, a algunos los borraron de un plumazo, vinieron otros, se volvieron a ir, etc. Etc.
La administración Lima tiene un claro objetivo, hacer política para una reelección del Intendente. Lo demás se arregla como se puede y se ata con alambre.
Pero el colmo de la improvisación llego esta semana. Mientras la directora de Turismo de la Intendencia de Salto, María Noel Rodríguez anunciaba una magnifica semana de turismo con gran ocupación, el lunes tuvimos la triste noticia que habían asaltado las termas del Daymán, donde estaba la recaudación de por lo menos los 3 días más importantes en venta de entradas llevándose, según las primeras informaciones, más de 1.500.000 pesos.
Lo del asalto no asombra para nada, roban cajeros, los explotan, roban comercios a mano armada, matan a los comerciantes o clientes, etc. Desgraciadamente eso no es noticia. Lo que asombra y nos preguntamos todos, es qué hacía allí aún, la recaudación de tantos días del centro Termal en las oficinas de Daymán, habida cuenta de la inseguridad que vive el país.
Es que no había forma de trasladar ese dinero a un lugar más seguro como por ejemplo depositarlo en las buzoneras automáticas de los Bancos, viajando lógicamente con custodia policial? O hasta llevarlo a la propia intendencia y ponerlo en la tesorería donde estaría mejor resguardado, suponemos? No, resulta que quedo allí, lejos de Salto, de la Policía, y siendo una suma importante.
Le asignamos total falta de responsabilidad y planificación al intendente de Salto y no precisamente a los funcionarios, pues la piola no deberá cortarse por el lado más fino, es una responsabilidad Jerárquica.
Acaso en esta Intendencia con falta de recursos económicos, el Director de Hacienda se descuida y permite dejar más de un millón de pesos en cualquier lado, sin los debidos cuidados. Llama la atención tanto descuido, en que piensan los que tienen que atender los temas de sus competencias? También nos preguntamos, que pasara ahora, queda por eso, otro robo más a las arcas del estado, a la plata del pueblo?
En otros tiempos y en otros organismos serios, estas cosas por lo menos, costaban la renuncia de un Jerarca, por descuido, por inoperancia o por falta de organización. Pues los jerarcas no pueden tomarse la semana como de turismo y olvidarse de sus responsabilidades.