Lunes 20 de mayo, 2019
  • 8 am

Elevan carta al directorio del Partido Nacional para que cesen los ataques contra Juan Sartori

En la mañana de ayer el sector de Juan Sartori, elevó una fuerte carta al Directorio del Partido Nacional en donde mostró su preocupación por los constantes agravios que está recibiendo el precandidato nacionalista que surgen desde las propias filas del partido.. Esta situación es considerada desde la agrupación de Sartori, no solo como actos de absoluta irresponsabilidad, sino también como “un grave atentado a la necesaria e imprescindible unidad partidaria”.
“EL PARTIDO MERECE OTRAS CONDUCTAS”
El dirigente el sector, Alem García, -que apoya desde el inicio a Sartori-, dijo que ante las constantes embestidas, “la actitud siempre ha sido de prudencia, no hemos entrado en el juego de responder con la misa moneda de la ofensa aún teniendo sobradas razones y argumentos. Por el contrario, en cada circunstancia se ha emitido un mensaje de cordialidad partidaria por parte de nuestro precandidato”, sostuvo. La carta a su vez deja en claro que un partido político que aspira a ejercer el gobierno nacional “no será merecedor de la confianza de la ciudadanía, si se presenta divido, con ataques irracionales y mal intencionados entre sus dirigentes, por la sencilla razón de que un partido dividido no da seguridad al país. Para el dirigente tales divisiones y ataques difamatorios se dan solo por “temores y ambiciones de orden personal”. “El partido Nacional se merece otra conductas que estén en concordancia con la grandeza de los miles de blancos que dieron hasta sus vidas por los principios e ideas que forjaron a esta nación. Fue mucha la sangre derramada en el pasado, y actualmente es grande la alta misión que debe cumplir el Partido Nacional, para que unos pocos irresponsables hoy pongan en riesgo el triunfo que se avecina”.
Por esta razón el sector pide a la Presidente del Directorio del Partido Nacional, Beatriz Argimón, que a la mayor brevedad tome injerencia en los hechos de referencia a efectos de llamar al orden a quienes con insultos y agravios están atentando contra la unidad partidaria.