Martes 17 de septiembre, 2019
  • 8 am

Obispos Gil y Galimberti participaron de un nuevo Encuentro de Diócesis de Frontera

Al culminar el XXXIV Encuentro de Diócesis de Frontera los laicos y laicas, religiosas, diáconos, sacerdotes y obispos de Diócesis de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay que participaron instaron en su mensaje final a impulsar una mirada que “contribuya a promover la cultura de la vida y la dignidad de las personas a los efectos de potenciar familias donde se viva la equidad, la afectividad, la responsabilidad, la hospitalidad, la entrega mutua y el cuidado de los más débiles” y que les permita “acceso al trabajo, vivienda, salud y educación integral para sus hijos”.
Del 20 al 22 de mayo los participantes en el Encuentro, procedentes de Diócesis de Argentina (Concordia, Corrientes, Formosa y Santo Tomé), de Brasil (Bagé, Chapecó, Pelotas, Santo Ângelo y Uruguaiana), de la Diócesis de Encarnación de Paraguay y de Uruguay (Melo, Salto y Tacuarembó) se congregaron en Pelotas (Brasil) para “analizar los escenarios ideológicos que impactan en la familia y en los jóvenes en vistas a promover la cultura de la vida de nuestros pueblos”.
LA FAMILIA COMO CENTRO
Los asistentes reafirman “la importancia que la familia sigue teniendo como institución fundamental en nuestras sociedades y primera transmisora de los valores y la fe”.
Al mismo tiempo, expresan su rechazo hacia “todas aquellas situaciones que atentan contra el desarrollo humano integral y contra la libertad responsable como fundamento de los proyectos de vida”. “Especialmente negativas resultan las tendencias hacia el individualismo, la competitividad desenfrenada, la cultura del consumismo o la relativización de la verdad y de la ética que desdibujan todo humanismo al no ofrecer horizontes ciertos”, puntualizan. En el Encuentro analizaron “diversos escenarios contradictorios que reafirman la importancia que la familia sigue teniendo como institución fundamental en nuestras sociedades y primera transmisora de los valores y la fe” y compartieron “experiencias de trabajo llevadas adelante en nuestros países, en defensa de la vida de los más indefensos y vulnerables”.