Miércoles 18 de septiembre, 2019
  • 8 am

UPM

Gerardo Ponce de León
Por

Gerardo Ponce de León

77 opiniones

Por Gerardo Ponce De León
Conversando con una señora, me hacía ver los puntos negativos de la planta U P M 2, que quiere que se instale, nuestro gobierno, en el departamento de Durazno. Frente a tanta negativa, le preguntaba ¿por qué se insiste en querer instalar dicha planta? Ya que a fuerza de ser sincero, no tengo idea de lo que significaba esta planta. Le pregunté de porque se ocultan cosas por parte del gobierno; le pregunté, con respecto a las otras dos plantas, frente a la problemática de la contaminación ambiental; le pregunté cuanta mano de obra daría, si se instala; le pregunté por los partidos políticos, que es un tema que lo tocan (mejor dicho, lo rozan) y que a uno solo de todos los presidenciables, le escuché hablar sobre este tema (U P M 2). Se me dirá que habla en contra porque es de la oposición. Creo que el gobierno, por más que la gran mayoría no lo entienda, tiene la obligación y el pueblo tiene el derecho de saber, todo con respecto a este tema; cuanto le cuesta al país, que se le otorga como beneficio a esa firma, y tantas otras preguntas que circulan por ahí. No puede olvidar, el gobierno, que fuimos y representa, a todos los uruguayos; lo hallan votado o no. Está ahí, ya que democráticamente fue el más votado y lo tenemos que aceptar como nuestros gobernantes. Estemos o no de acuerdo con ellos, lo tenemos que respetar, pero ellos no pueden olvidar, que el pueblo merece el mismo respeto.
Si se ocultan cosas (llámese datos) es porque algo se quiere que no se sepa, es decir, negar o ocultar, a quien tiene derecho de saber, es porque algo sucio existe. No creo que la razón sea dar una sorpresa, no creo que pudiendo usar, a su favor, algo político y en que época, no se use.
Comentarios se escuchan de todo tipo, negociados de todo tipo, y que si lo que le dan de beneficio a esta empresa, se volcara dentro del país, este podría cambiar muchas cosas. No es bueno, reitero, que se oculte. No creo que le haga bien a un gobierno, dejar que la gente hable, muchas veces por hablar; pero cuando no saben, porque no se informa, habla porque está con interés, de saber.
La gente de la zona de Durazno, estará pensando en que forma puede aprovecha la llegada de dinero a ese lugar; como será el aumento de los alquileres, provocado por el aumento de requerimiento, dada la cantidad de gente que va a aumentar, mientras se implanta la planta. Espero que no pase, como ya a ocurrido, que sea una nube de humo y no quede en nada, pensando en la gente que gasta lo poco que tiene, creyendo que hacen una inversión y se les vuela todo como en un sueño.
Si los beneficios están por arriba de los perjuicios; si se hace al solo fin de ver el corto plazo; para llenar el ojo, por la inversión que entra, son cosas que se tendrían que saber claramente. Porque, si los beneficios son a corto plazo y poquito, frente a un perjuicio que se instala para siempre, NO a la planta de U P M. Si lo que se invierte, significa una endeudar más a corto plazo, y rédito pobre a muy largo plazo, sin recordar que somos un país pobre y chico, con una deuda per cápita alta, con una inflación en suba, sin la planta, le decimos NO a U P M. Volquemos estos beneficios, que se ofrecen para que se instalen, a la gente de nuestro país, a los que mantienen la parte productiva, el turismo, a los que mantienen sus inversiones, hasta frente a años de perdidas y no le demos de “comer” a capitales golondrinas, que hoy están y mañana quien sabe.
Cuanta gente produce y lo hacen para tratar de tapar las deudas que se vienen arrastrando de hace años, pero siguen trabajando, pensando que van a poder pagar, y son olvidados.