Viernes 19 de julio, 2019
  • 8 am

Desconocido agredió a un policía que esperaba el ómnibus

DESDE UN LOCAL POLÍTICO
Ayer a la 09:33 de la mañana, personal Policial concurre a calle 6 de Abril esquina Osimani, ya que desde un local político se estaba denunciando un hurto.
El encargado del local dice a los agentes que mediante la rotura de un vidrio y la reja de una ventana del local, personas extrañas ingresaron y se llevaron una garrafa de 13 kg, color blanca, una jarra eléctrica y una computadora.
El vecino valoró el perjuicio en $U 10.000.
Concurrió Policía Científica quien realizó el relevamiento correspondiente.
El caso está investigándose.
NO PERDONAN A NADIE
El martes a las 19:09 se activó la alarma en un Centro Educativo del barrio Uruguay, motivo por el cual el Centro de Comando Unificado envía un equipo policial hasta ese centro.
En el lugar los agentes constatan que las puertas se encontraban abiertas y dos de los salones estaban en completo desorden.
La directora del centro de estudios dijo que a la vista la única faltante sería una pala de dientes. Se investiga.
QUE BANANA!!! –
Antes de ayer un hombre hurtó un cajón de bananas y huyó.
El hecho ocurrió sobre las 19. 30 hs en un comercio ubicado calle Cervantes y 18 de Julio y motivó que la policía emprendiera una rápida recorrida por la zona. A unos 200 metros del comercio, el individuo es detenido.
El caso fue puesto a disposición de la justicia, y el Fiscal de Turno dispuso que el detenido permanezca en calidad de tal.
Se ampliará.
DELINCUENTES POR 2
El martes a las 21.30hs dos hombres interceptaron a una mujer que caminaba por calle Agraciada casi Verocay y le arrebataron la mochila que llevaba.
Hasta el lugar llegó una patrulla policial y en dialogo con la señora damnificada, ésta expresó que la mochila contenía documentos varios, pertenencias personales y la suma de $U 300. Dijo que los individuos rápidamente huyeron del lugar.
La policía investiga el hecho.
SE LLEVARON LA CAJA
A las 21:35 del martes, la policía recibe la denuncia de que en un comercio ubicado en Avenida Barbieri a la altura del 400 habría una vidriera de un comercio, rota.
En el lugar es entrevistado el propietario del comercio, quien afirma que mediante la rotura de la vidriera, personas extrañas ingresaron al local comercial y le hurtaron la caja registradora conteniendo la suma de $U 3500.
Al lugar concurrió Policía Científica quien efectuó el correspondiente relevamiento.
 MOTORES DE HELADERA
El pasado martes informábamos sobre el hurto perpetrado en una casa de familia de la calle Raffo al 1000, donde la policía encontró a dos hombres hurtando varios motores de heladeras y motos, transportando los mencionados objetos en un carro.
Como se recordará, uno de los individuos fue detenido por la policía, y puesto a disposición judicial.
El mismo martes la policía informó que una vez culminadas las actuaciones el Juez Penal de Octavo Turno dispuso: condenar a L.A.F.C., como autor penalmente responsable por la comisión de un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa, a sufrir la pena de cuatro meses de prisión, sustituirse por el régimen de libertad vigilada, del cual se imponen las siguientes condiciones:
a). Residir en un lugar determinado, donde sea posible la supervisaron de la OSLA (Oficina de Supervisión de la Libertad Asistida,
b). Sujeción a orientación y vigilancia permanente de la OSLA;
c) Ejercicio de una profesión, oficio, empleo, industria, arte y comercio bajo modalidades que se determinen en el plan de intervención.
d). Presentación una vez por semana en la Seccional Policial correspondiente al domicilio fijado sin obligación de permanencia.
 “RAPIÑA A TRANSEÚNTE –
El pasado domingo a la hora 03:30, personal Policial es derivado por Mesa Central de Operaciones a avenida Gobernador de Viana y calle Gral. Fructuoso Rivera debido a que desde ese lugar se estaba reportando una rapiña a un transeúnte.
En el lugar es entrevistado la víctima, una persona mayor de edad, quien dice a la policía que en momentos que caminaba por el lugar mencionado, se le apersonan tres hombres quienes mediante amenazas que lo iban a golpear con una piedra, le hurtan un celular marca Alcatel, color negro y la suma de $U 100, huyendo rápidamente.
Inmediatamente, a los efectos de ubicar a los autores del hecho, la policía emprende la búsqueda de los individuos y de acuerdo a los datos aportados por la víctima, se logra ubicar y dar seguimiento a uno de los sujetos, procediendo a su detención en avenida Rodó y calle Diego Lamas.
Puesto en conocimiento de la Fiscalía de Turno, ésta dispuso: “Traslado del presunto autor como detenido para identificación a unidad de investigaciones, acta a la víctima y acta a los Policías actuantes”.
Una vez culminadas las actuaciones el Juez Penal de Octavo Turno dispuso: condenar a M.S.A.C., como autor penalmente responsable de un delito de rapiña especialmente agravada, a la pena de cuatro años de penitenciaria de los cuales los primeros tres años serán de cumplimiento efectivo y el siguiente, un año se sustituye por un régimen de libertad vigilada intensiva, consistente en:
a) Residir en un lugar determinado donde sea posible la supervisión por OSLA (Oficina de Supervisión de la Libertad Asistida).
b) Sujeción a orientación y vigilancia permanente por el OSLA.
c) Ejercicio de una profesión, oficio, empleo, industria, arte y comercio bajo modalidades se determinen en el plan de intervención.
d) Presentación de una vez por semana en Seccional Policial correspondiente al domicilio fijado sin obligación de permanencia.
e) La prohibición de acercarse a la víctima y de tener algún tipo de comunicación.
AGRESIÓN A POLICIA
El pasado martes, a las 11:25, la Mesa Central de Operaciones envía un equipo policial hasta calle Atahualpa próximo a calle Herrera y Obes ya que desde allí se estaba reportando que un oficial de la policía había sido agredido.
Al llegar es entrevistado un efectivo policial, mayor de edad, quien manifiesta que se encontraba esperando el ómnibus de línea urbana, correctamente uniformado, y en determinado momento se le apersona un hombre, quien comienza a insultarlo y a amenazarlo, y en determinado momento le lanza un ladrillo directo a su rostro.
Según el testimonio del policía, el proyectil termina impactando en su antebrazo, el que debido a un acto reflejo debió utilizar como escudo protector.
El efectivo Policial es trasladado al Centro Médico para su atención.