Viernes 19 de julio, 2019
  • 8 am

Jorge Larrañaga en Salto: “El FA no quiere militares en la calle y nosotros no queremos delincuentes que alteren la paz ciudadana”

 

Por Karina De Mattos.

El líder nacionalista Jorge Larrañaga visitó el departamento de Salto y realizó un acto en la mañana de ayer en el Ateneo con el objetivo de dar cierre a la campaña departamental rumbo a las elecciones internas. Antes de su disertación, Larrañaga habló con CAMBIO.

-¿Siente que la oposición le ha dedicado ataques en su discurso?

Santa Fé

-Hemos recibido ataques sostenidos por parte del Frente Amplio con respecto a la Reforma Constitucional. Hemos recibido la confesión clara y concreta de que los candidatos de esa fuerza política no la van a cumplir en caso de salir, eso es grave. Tienen los prejuicios de no permitir militares en la calle en funciones de policía que es lo que dice la reforma, y lo que decimos nosotros es que lo que no queremos que existan en las calles son delincuentes. Este ataque que hemos venido recibiendo nos fortalece, estamos en el centro del debate, estamos defendiendo la dignidad del Partido Nacional, un modelo que además el próximo martes vamos a discutir con la precandidata Carolina Cosse. Dos modelos de país diferentes que tenemos que apuntalar y llevar adelante. Nos sentimos muy contentos, anoche hicimos una acto en Artigas con más de 4 mil personas.

Tenemos la fortaleza de ser integrantes de un proyecto que es el más sólido con el liderazgo de haber conseguido cuatrocientas mil firmas para propiciar una reforma sin quemar la cubierta, simplemente con una lapicera, logramos que la gente pueda pronunciarse. El último domingo de octubre sobre la seguridad que queremos.

-Además de la inseguridad ¿Qué es lo que más preocupa?

-Tenemos un país con enormes fracturas en lo que hace a la educación. A la seguridad pero también con un debilitamiento realmente impactante con lo que tiene que ver con el aparato productivo nacional, acá tenemos un ejemplo doloroso que es la situación de la Citrícola Salteña. Esto está pasando con muchas empresas en todo el país, se han perdido más de sesenta mil puestos de trabajo, esto es por falta de políticas propicias. Tenemos un debilitamiento enorme de la educación pública en el Uruguay, problemas inocultables en acceder a la salud pública, y el país precisa un desarrollo nacional integral, desarrollo local que es lo que nosotros queremos defender en el proyecto político que participamos.

-¿Será difícil alinear a los blancos después de esta elección?

Las urnas van a emitir un veredicto, yo tengo el más absoluto convencimiento de que los resultados, de la fanfarria, de esta estrategia política de los call center, de las noticias falsas, de las encuestas truchas, que se van a poner de poncho, más allá de todas esas cosas el Partido Nacional tiene más de ciento ochenta y dos años de historia como para valorar la introducción de intrusos al influjo de recursos económicos exclusivamente porque eso contrariaría nada más y nada menos que la historia del partido. Tengo una trayectoria de treinta años, diez años Intendente de Paysandú, veinte años Senador de la República. La gente sabe lo que pensamos, lo que sostenemos y lo que afirmamos, cuanto hemos luchado por el país. Sabe que al otro día de la elección vamos a estar y en donde vamos a estar. Esto me parece que es determinante para entender lo que se juega el Partido Nacional el próximo domingo”.

-¿Qué expectativas tiene del debate con Cosse? Teniendo en cuenta que dijo que iba a hacer lo imposible para que los militares no salgan a la calle.

Eso revela el accionar antidemocrático de los candidatos del Frente Amplio que conciben a Venezuela y a Cuba como una democracia, a parte de eso cualquier cosa les viene bien. El candidato Martínez dijo que si sale la reforma lo habilita pero no está obligado. Cómo va a decir un disparate tan inmenso, solamente alguien que no sabe absolutamente nada de Derecho puede decir que la aplicación de una reforma constitucional es facultativa. Es una barbaridad. Y además le agregó, muchas gracias, muy amable. Es decir le van a decir eso a 400 mil uruguayos que firmaron. Le van a decir a más de un 1.350.000 personas, en el caso en el que salga la reforma. Es realmente increíble, la aplicación de la reforma en las urnas no es de aplicación voluntaria, es de aplicación preceptiva, no hay nadie que sostenga lo contrario, un estudiante de primer año de Facultad de Derecho sabe que es así. Marca ese prejuicio ideológico, hacen cualquier cosa para que los militares barran la basura cuando los funcionarios municipales mejor pagos del país no lo hacen porque están de paro. Sirven para andar con el agua al cuello cuando hay inundaciones, para misiones de paz, para la Prefectura Nacional Naval, para la Guardia de Frontera, pero no sirven para una Guardia Nacional como hace 200 años existe en Europa. Nosotros le decimos que mientras no quieran militares en la calle para ayudar a custodiar al Ministerio del Interior la seguridad pública, nosotros lo que no queremos son delincuentes en la calle que se apoderen de la paz ciudadana.