Martes 4 de agosto, 2020
  • 8 am

Planta de Tratamientos de Efluentes operativa y pronta para inaugurarse

La ciudad de Salto ya cuenta con una planta de tratamiento de líquidos residuales, que evitará la contaminación del río Uruguay y mejorará la calidad de vida de unos 100.000 habitantes de la zona. Un sistema de estaciones de bombeo derivará los efluentes a la estación, donde se aplicará un sistema de desinfección con rayos ultravioletas. Con este fin, OSE invirtió 20 millones de dólares en ejecutar el proyecto. La construcción de la planta de tratamiento de líquidos residuales de Salto demandó dos años de ejecución y abarcará toda la red de saneamiento de la ciudad según opinan los técnicos que ya han estado en tramos de operativa der la planta ubicada en la zona de Arenitas Blancas.
COMO FUNCIONARÁ
El proyecto toma en cuenta la proyección de crecimiento demográfico en la capital departamental para los próximos años. Implicó la construcción de una serie de estaciones de bombeo que llevarán las aguas residuales hasta la planta, donde serán tratadas con un sistema de desinfección de rayos ultravioletas.
Posteriormente, se devolverán al río Uruguay a través de un emisario. Su construcción demandó una inversión total de 20 millones de dólares por parte de la empresa OSE y beneficiará a una población de 100.000 personas. Es una de las plantas más grandes del interior del país, no hay otra como esta”, destacó la ministra De León. De esa manera, Salto se ubicará en una de las primeras posiciones en materia de saneamiento, que es salud, sanidad y calidad de vida.
En los últimos días se terminaron de realizar las pruebas hidráulicas en el emisario que se colocó en el río, entre otras pruebas de exigencia técnica de la planta. Asimismo, entre otros detalles finales para culminar la obra, resta la puesta en funcionamiento de los equipos de bombeo, de radiación, de los barredores y algunos aspectos más propiamente técnicos.
IMPACTO SOBRE EL MEDIOAMBIENTE
El funcionamiento se basa en unidades que desinfectarán el agua de saneamiento mediante rayos ultravioletas y procesos químicos. Una vez cumplido ese proceso, los afluentes líquidos desembocarán en el río a través de un emisario subacuático.
El lodo generado en el proceso del tratamiento, será deshidratado para su disposición final. Además, está previsto depositar en la planta los líquidos residuales provenientes de sistemas individuales -pozos para desechos- mediante camiones barométricos. El objetivo del proyecto consiste en diseñar la solución para el Tratamiento y Disposición Final de los efluentes domésticos de la ciudad de Salto, de modo que resulte el más conveniente desde el punto de vista técnico, económico, ambiental y social en el actual contexto de los servicios. El horizonte máximo del proyecto es el año 2035, época en la cual se estima la ciudad de Salto, alcanzaría a una población de unos 160.000 habitantes.