Lunes 21 de octubre, 2019
  • 8 am

Tres condenados por hurtos tras resolución judicial

Un hombre que fue encontrado hurtando dos perfumes en una sucursal de una cadena de supermercados de la calle Diego Lamas al 2000, hecho del cual dábamos cuenta ayer, finalmente fue condenado por la justicia. La resolución judicial, dictada por el Juez de Octavo Turno, dispuso condenar a C.G.G.M., como autor penalmente responsable de un delito de hurto en grado de tentativa, a la pena de 45 (cuarenta y cinco) días de prisión de cumplimiento efectivo.
POR NO PAGAR TAXI
La justicia también se expidió sobre la mujer que se había negado a pagar el servicio de taxi que había contratado. Recordaran los lectores que la mujer fue retenida por el taxista y al llegar la policía resultó estar requerida por un hurto.
La resolución judicial da cuenta que culminadas las actuaciones el Juez de Octavo Turno dispuso: condenar a una femenina de iniciales M.A.M.M., como autora penalmente responsable de dos delitos de hurto en reiteración real a la pena de seis meses de prisión de cumplimiento efectivo.
BATERÍA
Otro de los casos que fueron resueltos por la justicia, es el que informábamos en la edición anterior, específicamente, se trata del robo de una batería desde una camioneta que estaba estacionada en calle Uruguay entre Amorín y Joaquín Suarez. El robo se produjo a la 01.20 de la mañana del pasado lunes, y el autor fue detenido cerca del lugar del hecho cargando la batería.
Finalizadas las actuaciones el Juez de Primera Instancia en lo Penal y de Adolescente de Octavo Turno dispuso: suspéndase condicionalmente el proceso iniciado respecto al masculino de iniciales N.O.P.H, imponiéndose por el plazo de seis meses las siguientes condiciones:
a). La obligación de residir en lugar específico, siendo el declarado en audiencia, debiendo comunicar a la sede y a la Fiscalía cualquier eventual cambio de domicilio y
b). Presentación semanal ante la Seccional Policial de su domicilio, con permanencia de dos horas, teniendo la carga de comunicar cualquier circunstancia de fuerza mayor o caso fortuito que le impida cumplir con el acuerdo, bajo apercibimiento de que la Fiscalía pueda solicitar la revocación del presente.