Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

Seguridad vial II

Rodrigo Goñi
Por

Rodrigo Goñi

226 opiniones

La intendencia está habilitada a asignar preferencias a algunos cruces viales, para lo cual dispone el uso de los carteles que indican “Pare” o “Ceda el paso”.
Hace unos años, en la anterior administración, se definió que calle Cervantes sería preferencial, en tanto acceso al hospital de Salto, para lo cual estoy seguro no se hizo un estudio detallado de la necesidad de la medida; en tal sentido sería bueno se muestre cuantas emergencias ingresan, por ejemplo por calle Cervantes (recuérdese que lo mismo ocurre con Invernizzi y 18 de Julio) al día, a la semana, al mes. En todos estos años, nunca me he cruzado una ambulancia o siquiera un automóvil que con premura pidiera el paso para llegar antes al hospital.
En cualquier caso, lo insólito, es que se pusieron “mata burros” para detener el tránsito a quines se aproximan a Cervantes, en calles Larrañaga y Rincón, que son ingresos a Cervantes por la izquierda, es decir, donde quienes circulan por Cervantes tienen preferencia siempre, y sin embargo, en calle Treinta y Tres, donde justamente quienes por allí llegan a Cervantes, tienen preferencia por ingresar por la derecha, allí, no se incluyó el “mata burros”. Todo un contra sentido.
Calle Agraciada, es una vía donde le caben las generales de la ley, con la excepción del cruce con Invernizzi que mencionáramos, sin embargo, quienes se aproximen por Osimani y Llerena, se encontrarán con un cartel de “Ceda el paso”, que nos resulta bastante incomprensible; obsérvese que Agraciada en ese cruce es preferencial por aproximarse por la derecha, con lo que en realidad, el cartel solo favorece a quienes vayan a doblar hacia Osimani, algo que no le vemos la menor necesidad, sobre todo si se tiene en cuenta que muy probablemente lo detenga el semáforo en la siguiente esquina.
Quienes ingresan a Salto por Wilson Ferreira Aldunate, al llegar a Juan H. Paiva, se encuentran con un canalizador de tránsito (presumo que no le cabe la calidad de rotonda), en donde cabe presumir que circulándose por una avenida, de ingreso nada menos a la ciudad, se circula con preferencia (piénsese en la cantidad de turistas que nos visitan), sin embargo, existe un cartel de “Ceda el paso” que llama a confusión, porque no queda claro si es para quienes prosiguen por Wilson Ferreira o para quienes toman la vía que conduce a Juan H Paiva rumbo al este.
Seguramente el lector recordará unos cuantos carteles indicadores que provocan confusiones o que directamente están mal colocados, y la tarea de revisión y análisis, es del departamento de tránsito de la Intendencia, que tiene que tomar como un cometido fundamental, lograr la fluidez del tránsito, para lo cual no se debe caer en la detención del mismo, o en la imposición de señales o barreras, que solo provocan gastos innecesarios de frenos, amortiguaciones, embragues, combustibles y tiempo, porque cuando se suma el desgaste de los miles de vehículos que circulan, se cae en la cuenta de lo absurdo que es la organización del tránsito.