Martes 20 de agosto, 2019
  • 8 am

Firmaron acuerdo para la producción intensiva de carne ovina

En el Secretariado Uruguayo de la Lana se firmó el primer convenio específico asociado al Módulo de Producción Intensiva de carne ovina en el marco del acuerdo entre Instituto Nacional de Carnes (INAC), el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) -Investigación, transferencia de tecnología e innovación para la mejora de la competitividad internacional de la Cadena Cárnica Ovina del Uruguay.
SISTEMA INTENSIVO DE PRODUCCIÓN DE CARNE OVINA
Es conocida la estacionalidad de los precios de venta del cordero en el país, detectando una tendencia al alza en estos a partir de agosto hasta diciembre, seguido por una fuerte baja. Ese comportamiento es cíclico, repitiéndose este patrón hace muchos años.
Es así que, mediante el trabajo interinstitucional del INIA, el SUL y el INAC, se pretende buscar alternativas que superen esta restricción a través de la validación de un sistema intensivo de producción de carne ovina que además cumpla con los requisitos de certificación de los protocolos de INAC -de Carne Natural Ovina en su alcance Never Ever 3 -así como también del protocolo de Bienestar Animal Ovino.
Con el fin de lograr productos con sellos de máxima calidad diferenciada para los mercados de exportación más exigentes, como Estados Unidos (EE.UU.) y Unión Europea (UE), entre otros, se generó a nivel demostrativo un módulo de producción intensivo en el campo experimental del SUL ubicado en Centro de Investigación y Experimentación Dr. Alejandro Gallinal (Ciedag), Florida.
Allí se aplica todo el paquete tecnológico en producción ovina para lograr resultados productivos y rentables económicamente.
Dichos sistemas apuntan a que sean adoptados por productores pequeños y medianos así como también a fomentar la radicación en el medio rural.
OBJETIVOS
Las acciones previstas en este proyecto se relacionan con los siguientes objetivos:
1) Generar y validar un sistema intensivo de producción de carne en escala pequeña que sea productivamente sustentable y sostenible, rentable y sirva de modelo para productores pequeños y medianos que deseen especializarse en este rubro y en dicha orientación productiva en particular.
2) Estandarizar prácticas productivas a través de certificaciones logrando un producto diferenciado con características que le interesan al consumidor actual como el No Uso de Antibióticos y contribuyendo así al agregado de valor.
3) Lograr un producto de calidad diferenciada como herramienta de desestacionalización de la faena de corderos que permita la comercialización de los mismos a lo largo de todo el año.