Viernes 22 de noviembre, 2019
  • 8 am

Manini por 3

Leonardo Vinci
Por

Leonardo Vinci

34 opiniones

Por Leonardo Vinci.
“Por sus frutos los conoceréis” es la frase bíblica que nos hace reflexionar en el día de hoy, ya que habremos de referirnos a tres aspectos de la campaña electoral del Sr. Manini Ríos que no pueden ser ignorados en la agenda política.
PRIMERO: Cabildo Abierto ha planteado la reducción de 99 a 67 el número de diputados y de 30 a 20 el de senadores. Pienso y afirmo con todas mis fuerzas que menos legisladores significa menos democracia.
¿Qué es lo que se busca? ¿Ahorrar algún dinerillo? Está claro que ese no es el camino.
¿Acaso no sería más sencillo eliminar al vacar decenas y decenas de cargos de ascensoristas, porteros y mozos en la administración central y los entes autónomos?
¿Por qué razón atacar a los únicos funcionarios públicos electos por el pueblo?
¿Por qué borrar de un plumazo toda posibilidad de obtener representación a los partidos menores? ¿Por qué transformar al Parlamento en un órgano parecido al Consejo de Estado de la dictadura, donde se debatía poco y prontamente se decía “amén”?
¿Y si se eliminan algunos cargos de Coroneles? Son 198 y ganan $ 123.000.
¿Y si se reduce el número de los generales, almirantes y brigadieres? Son 26 y ganan $ 174.000, y ni unos ni otros tienen que pagar traslados, alojamientos, ni luz, ni agua, etc.
SEGUNDO: No dejaremos pasar la total falta de respeto con la que el ex Escribano de la Presidencia, Guillermo Domenech aludió al Dr. Julio María Sanguinettti.
El candidato a vicepresidente de Cabildo Abierto se refirió en el acto de proclamación, a las piedras que,- simbólicamente,- deberían recogerse en el próximo gobierno y agregó que bajo esas piedras no van a faltar víboras cruceras y se refirió al ex Presidente colorado: “Hay cruceras que dicen que el voto por Cabildo Abierto es un voto inútil, cuando sabemos que es el voto más útil que pueden votar los orientales”. “A esas cruceras también las vamos a correr con un buen talero”.
Cuando alguien rebaja el nivel de discusión a insultos como el que damos cuenta, no sólo pierde credibilidad, sino que degrada el debate político.
En realidad, el Dr. Sanguinetti, a raíz de declaraciones del General Manini, al anunciar que no iba a integrar un gobierno de coalición opositor, dijo que si el militar “no va a hacer acuerdos” está renunciando al diálogo y marginándose políticamente, y por lo tanto “Sepan quienes lo van a votar que es un voto inútil, un voto perdido”.
Podrán discutirse respetuosamente las declaraciones del Dr. Sanguinetti, pero lo que resulta inaceptable es presenciar en silencio agravios descalificadores.
Al respecto, el legislador Dr. Ope Pasquet dijo “Hace tiempo que no oía hablar del talero en política. Me retrotrae a los años de la dictadura”. El legislador agregó que “después del resultado de octubre habrá que ver a quien le tocar a tarea de gobernar y habrá que sentarse a conversar con todo el mundo que pueda integrar una coalición de gobierno. Les pediremos que dejen el talero en la puerta…
TERCERO: Manini ha dicho que cuando haya plena ocupación, “cuando no haya más disponibilidad de mano de obra uruguaya, ahí sí tiene que ser considerado el inmigrante”. ¿Quiénes piensan así? La derecha francesa de Jean Marie Le Pen por ejemplo.
Jamás habrá plena ocupación de mano de obra, ni aquí ni en ningún lugar del mundo, por lo que es inevitable que dirigentes políticos de primera línea como el Economista Ernesto Talvi exprese que “… esos comentarios lucen xenófobos y completamente alejados de nuestras tradiciones”.
La enorme mayoría de los uruguayos llegamos de los barcos, somos hijos de inmigrantes. Miles de compatriotas trabajan hoy en el exterior, Negar esa realidad es negarnos a nosotros mismos.