Miércoles 18 de septiembre, 2019
  • 8 am

El primer radar meteorológico del país será instalado en la localidad de Pueblo Biassini

Por Karina De Mattos.
Tal como fue informado se realizaron en Salto Grande dos jornadas de trabajo entre la CTM y el INUMET, quienes acordaron una asociación estratégica para poder concretar la instalación del primera radar meteorológico del país que va a instalarse en Salto. En diálogo con el Ingeniero Gabriel Rodríguez, -presidente de la delegación uruguaya ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, comentó sobre la actividad realizada.
-¿Qué actividades se llevaron a cabo?
Se realizó una recorrida con equipos de Inumet para evaluar las posibles zonas donde se va a instalar el radar meteorológico, se visitó la localidad de Biassini y Arerunguá y finalmente se entendió que lo más conveniente es instalar el radar en Pueblo Biassini por los temas de accesibilidad y cercanía.
Se realizó una jornada donde se integraron el resto de los organismos que están involucrados con el proyecto. El Sistema Nacional de Emergencias de Presidencia de la República Oriental del Uruguay (SINAE), UTE, ANTEL, el Banco de Seguros del Estado,
el INUMET con su presidente -Dra. Madeleine Renom- y dos consultores, uno argentino y otro brasilero que son los que están trabajando en la elaboración de los pliegos en términos de referencia para poder comprar el radar.
-¿Hubo concreciones al respecto?
-Se profundizó en el detalle del proyecto, se explicaron los beneficios de tener un radar, se trataron las limitaciones que tiene dicho radar. Se dio el primer paso más concreto donde ya se define un proceso que va a llevar tiempo. Lo que hay que destacar que este es un proyecto apoyado por la Presidencia de la República a través del SINAE que se ha formado un fideicomiso, que es gestionado por la Corporación Nacional de Desarrollo y Salto Grande participa en esto mediante el aporte de un millón de dólares. Todo lo que viene después es un proceso que va a llevar tiempo, va a requerir capacitación de personal. Ahora lo que el SINAE tiene como objetivo principal es en la primer semana de octubre, a más tardar, tener prontas las especificaciones técnicas para poder hacer la compra del radar en un proceso de consulta que lo gestionará justamente el fideicomiso. Luego vendrá toda la etapa de fabricación, de instalación y definición.
-¿Qué beneficios va a traer al país contar con este radar?
-No somos especialistas en el tema pero lo que se espera del radar es que mejore la precisión de la predicción de eventos meteorológicos extremos, granizo, tornados, inundaciones. A Salto Grande le resulta de mucha importancia porque seguramente esperamos que rebote en el beneficio de una predicción meteorológica y por lo tanto en el mejor cálculo de los caudales del río Uruguay. Hay que tener en cuenta que Uruguay es el único país de la región que no tiene todavía un radar meteorológico, en la instalación está logrando que Uruguay entre a una red de radares de la región. esto también es beneficioso porque después los gastos se van a poder compartir entre todos los sistemas que tienen radares.