Miércoles 18 de septiembre, 2019
  • 8 am

Mercado de ganado gordo continúa firme y estable

El mercado ganadero mantiene la tónica de las últimas semanas. Esto es precios muy firmes, con estabilidad muy marcada.
Según consignatarios consultados, se mantiene la escasa oferta de ganado gordo. Lo poco que aparece es proveniente de encierros, mientras que los provenientes de verdeos mantienen la demora en su terminación y peso, ante el nuevo empuje de heladas de los últimos días, lo que no ha permitido a las pasturas recuperar el empuje propio de la época.
Los frigoríficos regulan su demanda, como siempre, dependiendo de la realidad de negocios cerrados en el exterior, lo que da la mayor o menor urgencia para procurar asegurarse materia prima. Algunas plantas mejor compradas, proponen menores precios para las haciendas que aparezcan.
Los compradores con compras más holgadas, son los que intentan bajar los precios y pasan plazos de hasta 12 días para entrar. Quienes se encuentran más corto y necesitados de animales, manejan los mejores valores y menores plazos para entrar a planta, de forma de poder asegurarse los animales.
La novedad de los últimos días proviene del lado de la demanda por terneros para exportación, la que ha reaparecido ofreciendo pagos al contado. Esto puede ser relevante para un mercado de reposición que siempre mantuvo la firmeza y en el que los invernadores intentaban hasta hace poco poner paños fríos a las continuas valorizaciones. Los criadores vuelven sobre sus pretensiones previas y nuevamente empiezan a solicitar precios por sus ganados que tal vez no sean el reflejo de la situación del mercado. De todas formas, las fuentes aseguran que terminan cerrándose negocios.
El novillo gordo cotiza en torno a US$ 4 por kilo carcasa. La vaca lo hace en el eje de los US$ 3,8 mientras que la vaquillona, se mantiene en los US$ 3,9 con la demanda del abasto entonada.
Ovinos
En lanares, la oferta sigue siendo muy escasa, si bien van a apareciendo animales a un ritmo muy lento. Las plantas absorben todo lo que aparece, manteniendo los precios firmes pero buscando no remarcar al alza los precios. El cordero pesado cotiza a US$ 3,7 por kilo carcasa. El capón consigue US$ 3,5 mientras que la oveja alcanza US$ 3,45.