Martes 17 de mayo, 2022
  • 8 am

Macarthismo

Néstor Albisu
Por

Néstor Albisu

319 opiniones

Surgió del 1950 en adelante, plena “Guerra fría”. Aliados de la 2da. Guerra Mundial, comenzaron a competir por el poder. Ambos sin medir consecuencias, utilizando a los demás países como piezas de un macabro juego.
La denominación proviene de un senador norte americano Mc. Carthy, del Partido Repúblicano, su ala más conservadora, propició persecusiones a los que no pensaran como ellos, confección de listas negras, (quienes allí figuraban, perdían trabajo, posición social y hasta la vida). También “las cacerías de brujas”, de las que Arthur Miller realizó una inolvidable pieza teatral (Las Brujas de Salem), disfrazando su denuncia en una história, que sirvió para denunciar el atropello a la libertad ideológica que se estaba produciendo en su país.
Pero del lado adversario no había tampoco respeto a la disidencia. Cuando se produce el advenimiento del comunismo en Unión Soviética, en menos de un año, más de 400.000 intelectuales, artistas, científicos, etc, huyeron a países limítrofes y luego a otros continentes. Aconsejado por uno de los que fuera aliado de Hitler (Mengele), publicitaron la consigna que el marxismo era la ideología de los intelectuales, artistas y de la cultura en general. Y aunque esto interiormente no resultó, en varias mentes fuera del régimen, la simiente lanzada dio sus frutos. Así se la consideró como la posición política de los “elegidos”, observando solo sus aristas positivas, despreciaron sus defectos e ignoraron sus tremendas consecuencias.
Tal vez pensarás que todo eso es historia antigua. Sin embargo en EE.UU, lo tenemos a su actual presidente, fiel representante de aquel senador Republicano de 1950, del que te contaba.
Y en nuestro país tenemos la antítesis, donde un actor, Franklin Rodríguez, brillante director y autor, es castigado por su pensamiento. ¿Prohibido pensar? ¿Que sucedió? En un reportaje al quien se considera como de los más brillantes de su generación, cometió el “pecado” (¿?), de decir que no votaría más al actual gobierno,”… han privilegiado mantener el poder usando la mentira”. Reaparecieron las “listas Negras” de actores, autores, periodistas, etc…..la casusa: ”Simplemente no son politicamente correctos. Este fue el Gobierno de los últimos 15 años.
Así le cerraron las puertas de emisoras, teatros, avisando a otros colegas que pensaran mucho en lo que hacían al unirse a quienes eran incorrectos “políticamente”, con peligro de ser sancionados.
Listas negras, cacería de brujas, el prohibido pensar distinto ejemplo del período de facto, se repetía.Y llámese Mc Carthismo o Lenilismo, ambas van al mismo destino, sentimiento fascista que las une.
Pero esto, no es todo. Lo que te voy a contar, sucedió en el 2005. Ese año Salto Uruguay cumplía 100 años. La Directiva como ex presidente, me encargó organizar la fiesta aniversario.
Formamos un núcleo de veteranos y jóvenes. Averiguamos si el Ministerio de Cultura seguía apoyando determinados aniversarios, aportando figuras musicales. Recurrimos al 1er.intendente Frentista por asumir.A los pocos días me confirma que es positivo….y aún más, el futuro ministro vendría a Salto y me arreglaría un encuentro con él.
A la semana me avisa que el ministro llegaba y nos recibiría. Allí estuvimos. Me entregó una lista de 20 artistas para elegir. Enseguida obtamos por 2, uno era Ruben Rada y el otro de su misma categoría y popularidad. Así se lo hicimos saber y luego de consultar, su secretario dijo que Rada estaría de gira en Abril. Quedaba el otro y así fue acordado.
Faltando pocos días llaman del Ministerio ¿Quien? No sé. Me comunican que el número acordado quedó fuera de lista del Ministerio. Causa pregunté. ”Pero compañero -me susurró- no vio que en un reportaje declaró que no nos votó….a cambio te mandamos “Bola 8”.
Listas negras, ¡haceme el favor! Aunque te confieso, que con Bola 8……fue un éxito. Pero el hecho fue una de las tantas que viví….no me las contaron.
¡Transparencia!….¡Haceme el favor!