Lunes 21 de octubre, 2019
  • 8 am

¡Buenas noticias! El IME cerró levemente al alza

1786-2

Se encendió una luz al final del túnel y volvió la demanda a posicionarse más activa. Las noticias de que China y Estados Unidos retornarían a las negociaciones en octubre, generó cierto positivismo en el mercado, permitiendo que tanto la moneda china como la australiana se fortalecieran ante el dólar estadounidense.
A pesar del contexto favorable desde el punto de vista de las monedas, la calidad de la oferta continúa siendo inferior a lo que en su contexto general necesitan los importadores, sin embargo en la última venta semanal luego de un retiro muy importante de lanas previo a las ventas, el mercado se posicionó entre al alza y estable.
En el caso de las lanas merino de 21 micras la semana cerró promedialmente estable en dólares estadounidenses, sin cambios, sin embargo en el caso de las lanas de 28 micras el promedio registró una suba de 12 centavos frente a la semana pasada.
En este contexto el Indicador de Mercados del Este cerró a US$ 9,31 por kilogramo base limpia registrando una suba de 21 centavos frente entre ambas jornadas de ventas, pero debido a la caída del primer día culminó solamente 11 centavos por encima del pasado jueves.
En la moneda australiana el IME cerró a A$ 13,65, registrando así una suba de A$ 0,22 centavos entre jornadas, pero en el contexto semanal se registró una baja del indicador de 10 centavos ante el cierre del pasado 29 de agosto.
En el contexto semanal la oferta fue de 21.694 fardos con un mercado que terminó adquiriendo el 88,2%, luego que los productores australianos retiraran un 6,4% en el conjunto de los dos días de ventas.
Las ventas continuaran la próxima semana en el mercado lanero, durante los días miércoles 11 y jueves 12 de setiembre, con una inscripción previa de 27.923 fardos. El miércoles las ventas se distribuirán en los tres centros, en tanto que el jueves las ventas serán únicamente en Melbourne y Fremantle.
Mercado interno sin operaciones y con cautela en los adelantos
El comentario diario de los operadores, hasta la jornada del miércoles, era de un mercado interno quieto por un lado e inquieto por otro. Directamente no se concretan negocios ante una demanda tranquila y cautelosa, y una oferta que en su gran mayoría está a la espera de lo que pueda llegar a pasar con las referencias de precios, que por algunas insinuaciones en lanas merinos distan muchísimo de las aspiraciones de los productores y más aún de los alcanzados la zafra pasada.
Pero si por un lado hay quietud, la ausencia de referencias claras preocupa principalmente a los productores pequeños, que comúnmente necesitan comercializar su lana para hacer frente a compromisos asumidos, pero además también preocupa a varias empresas consignatarias los adelantos ya otorgados a cuenta de una comercialización a futuro. Esto no quita que se continúen otorgando adelantos, pero si con un posicionamiento más cauto.