Miércoles 18 de septiembre, 2019
  • 8 am

10-9-19

EMPEDRADAS

Las calles adoquinadas que hay en Salto siguen siendo punto de polémica por parte de la población. Se trata de calles que en algunos casos, -como Treinta y Tres Orientales entre Artigas y Uruguay-, están en muy malas condiciones y los desniveles que hay debido al hundimiento del pavimento genera dificultades al intenso tráfico que circula por el lugar. Si bien desde la Comisión del Patrimonio Histórico de Salto se las protege y se pide que se las conserve, hay quienes consideran que los adoquines deben ser retirados para mejorar la topografía de ese tramo.

CUIDACOCHES INFIELES

Se está constatando una maniobra por parte de ciertos cuidacoches que están aliados con los delincuentes que se dedican al robo de motos. Según se ha detectado se trata de cuidacoches que poseen chaleco y autorización de la Intendencia, pero de alguna manera “marcan” aquellas motos cuyos propietarios han dejado sin traba de seguridad o vulnerables al robo y avisan a los ladrones que hay una moto “lista” para llevar. No todos los cuidadores de motos son infieles, hay muchos que son muy responsables en su trabajo. El problema es que por la actitud de algunos, pagan todos.

MUCHO AGUA

El agua que se registró en las últimas horas provocó serios problemas en varias zonas de la ciudad, sobre todo aquellas que por sus características siempre son vulnerables a las enchorradas. En calle Teófilo Córdoba desde Brasil a Agraciada, los residentes de esa zona viven una especie de lago que les sube la acera y en ocasiones el agua ingresa a las casas. Es un problema que no es de ahora, pero que nunca ha tenido una solución. El nivel del agua es tal que en los días de tormentas los vecinos estacionan sus autos con dos ruedas sobre la acera para evitar que la correntada afecte el motor.

MEJOR PREVENIR

Por esos días en Salto muchas personas recorren las casas ofreciendo trabajos de albañilería, pintura y arreglos. Sabiendo que se viene un período donde la gente por lo general se decide a hacer mejoras en sus hogares. El problema es que estas personas que se ofrecen, -más allá que su precio de mano de obra es sensiblemente más bajo-, es que lo hacen en forma irregular. Por tanto en caso de sufrir un accidente en el trabajo, la responsabilidad es del propietario de la casa. Por tanto el consejo es contratar personas que están habilitadas por BPS para realizar las tareas. De lo contrario el precio que se puede pagar puede ser más alto que la reforma del hogar.

SE BAJÓ LA GUARDIA

Es lo peor que se puede hacer, pero está ocurriendo. La leihsmaniasis generó pánico en un momento donde la enfermedad impactó y la información por parte de las autoridades era continua y específica. Pero lamentablemente ya no se informa y no se da a conocer la situación de la zoonosis en Salto y la población ha bajado de la guardia. Muy pocos colocan collares a sus perros o limpian sus fondos o evitan que haya basura acumulada. De esta manera la enfermedad no se mantendrá a raya y el problema continuará.