Miércoles 18 de septiembre, 2019
  • 8 am

Ganadera San Salvador y El Baqueano ganaron en Hereford

La Gran Campeona Polled Hereford y Campeona Suprema perteneció a una vaca de dos años y medio de Sociedad Ganadera San Salvador, en sociedad con Carlos Pagés.
El jurado de la raza, Juan Caviglia destacó al ejemplar por su “brutal” manto de carne y una “muy buena” estructura, sin perder la feminidad que debe tener la hembra. Pero un aspecto fundamental en su decisión fue “el bruto ternero” que tenía a su lado y que “no hizo mella en su físico”.
El director de Sociedad Ganadera San Salvador, Rodrigo Fernández Abella, señaló a El País que la premiación representa una “doble alegría”, dado que el ejemplar es una producción de la cabaña. Y además porque Carlos Pagés compró en un precio máximo, hace dos años, la elección de la generación 2017 de la cabaña en el remate especial de Madres Superiores. “Él nos dijo: ‘Elijan ustedes, confío en su elección’, y elegimos este producto que significó la primera alegría para Pagés en Expo Prado”, contó.
El genetísta explicó que la vaca es hija de Barrabrava, un toro de la cabaña que fue Reservado Gran Campeón en 2014 y que el año pasado otra hija de él de cabaña “Paso de Lugo” fue Gran Campeona. “Es un toro que produce muy bien y hay mucho de él en estas pistas”, dijo Fernández Abella. Su madre es Satur Kamikaze.
El criador describió a la Gran Campeona como un animal “extremadamente carnicero” y con una “profundidad terrible”, estando parida de un ternero de 5 meses “muy bien” criado. Es un ejemplar que de atrás “parece preñado por su ancho”, además de tener “buen color, pigmento y, lo más importante, la feminidad que mantiene pese a ser fuerte de hueso y estructura”.
La Gran Campeona fue una vaquillona preñada de cabaña “El Baqueano” de la familia Bordaberry.
El jurado, Juan Caviglia, destacó el animal por tener una “funcionalidad bárbara”, una “gran línea”, ser “sumamente equilibrada” y “muy campera”.
El director de la cabaña, Dr. Santiago Bordaberry Herrán, manifestó una “gran emoción por poder ingresar con mi madre y mis hermanos a la pista a recibir un premio gracias al trabajo de generaciones anteriores, y de mi padre, que han cuidado lo que nos gusta mucho”.
La vaquillona “es hija de un toro y de una vaquillona de primer parto de la cabaña”, fue Reservada Gran Campeona en Expo Durazno 2019 y después llegó al Prado, detalló.