Martes 19 de noviembre, 2019
  • 8 am

Insultan a nuestros héroes

Leonardo Vinci
Por

Leonardo Vinci

33 opiniones
Diario

“Montevideo Decide” es una plataforma digital que permite a los montevideanos presentar proyectos tendientes a mejorar la vida en la ciudad y busca promover una cultura de participación ciudadana directa. Por ese medio, se ha planteado cambiar el nombre de la “Avenida General Fructuoso Rivera”. Se ha dicho que “La idea es simplemente cambiar el nombre a la Avenida Rivera (ya que) se lo debemos al pueblo charrúa”. Como se verá, la idea para nada busca “mejorar la vida en la ciudad”, sino que representa un insulto mayúsculo a la verdadera historia de nuestro País y a su principal constructor, el auténtico héroe nacional, Don Fructuoso Rivera.

Los informes de los abogados municipales sobre el tema, rechazaron la iniciativa, ya que la Ley Orgánica Departamental establece que es competencia de la Junta Departamental determinar la nomenclatura de las calles. Más allá de conclusiones jurídicas, celebramos que haya primado la cordura. Ha dicho el Dr. Sanguinetti sobre Rivera que “… es la gran figura de la definición independiente de la República. Derrotó a Dorrego en Guayabos (1815), cuando Alvear pretendió destruir la revolución artiguista. Fue el segundo de Artigas, quien lo distinguió como nadie. Oribe y Bauzá lo habían abandonado en 1817 y se habían marchado para ponerse a las órdenes de Buenos Aires. En 1820, cuando Artigas es derrotado, era el único jefe que permanecía al lado del prócer, habiendo combatido sin cesar desde 1811 hasta ese momento.

Cuando Artigas resuelve emigrar, Rivera se queda, pacta con el enemigo vencedor, logra preservar una fuerza armada oriental -a la postre, fundamental para expulsar a los brasileños- y defiende tenazmente a los poseedores de tierra, salvando lo que quedaba de los repartos artiguistas de tierra.

En 1825, al sumarse a la Cruzada Libertadora, ofrece el apoyo imprescindible para enfrentar al Imperio de Brasil y su triunfo de Rincón es el preludio de la victoria de Sarandí. Y su campaña de las Misiones, en 1828, lleva la guerra al territorio brasileño, definiendo de ese modo la independencia nacional frente a las ambiciones de los vecinos.

Diario

Más tarde, derrotó a Echagüe en Cagancha (1839), cuando Rosas pretendió extender su hegemonía a nuestra República, aprovechando nuestras divisiones políticas.”

¡Cuánto se le debe a Don Frutos! Vilipendiado e injuriado infamemente por cobardes que han propagado su “leyenda negra” tal como los escribas que en su momento se ocuparon de Artigas.

Felizmente, nuestras plumas más insignes hicieron justicia con Don Frutos.

José Enrique Rodó escribió en El Mirador de Próspero “… me detendré a señalaros (… una de las) manifestaciones de su múltiple gloria (y) el prestigio de su magnífica generosidad. No cae sobre la memoria del general Rivera una gota de sangre que no haya sido vertida en el campo abierto de la lucha. De todos los caudillos del Río de la Plata, contando lo mismo los que le precedieron que los que vinieron después de él, Rivera fue el más humano: quizá, en gran parte, porque fue el más inteligente. En lid con enemigos desalmados y bárbaros, nunca fue capaz de una represalia cruel. Aquel inmenso corazón belicoso era un inmenso corazón bondadoso. Había para él una satisfacción aún más alta que el goce de vencer, y era el goce de perdonar.”

A su vez, la extraordinaria poetisa Delmira Agustini le dedicó una hermosa poesía: “El albo cisne de imperial figura, Surca el pantano de inmundicias lleno, ¡Mas no se enturbia su sin par blancura, Que Dios ha hecho inexpugnable al cieno! Así es su nombre sin igual Rivera, mientras viva su patria él vivirá, ¡Y aunque haya alguno que enturbiarle quiera, Nunca su brillo amortiguar podrá!”

Como Luis Alberto de Herrera en la “Tierra Charrúa” podríamos decir que “Todos los momentos sombríos del general Rivera, todos sus atropellos, aliados a todos sus pecados, no alcanzan a empalidecer, ante el juicio oriental, el prestigio de sus victorias y de sus derrotas en aras de la libertad”.