Lunes 21 de octubre, 2019
  • 8 am

Latidos 19-9-19

ATADO Y ABANDONADO

“El mejor amigo del hombre”, así se les llama a los perros. Aunque esto muchas veces no se cumple de forma recíproca. Lamentablemente hay cierta parte de la humanidad que no tiene compasión con los seres vivos que los acompañan día a día, como las mascotas. Hace unos días una publicación de una mujer en Facebook mostraba esta imagen de un canino abandonado en la zona de Salto Grande. El animal se encontraba atado en una torre del lugar, fue recogido por un pescador que le encontró una familia seguramente mejor de la que antes tenía. Los comentarios que se hicieron debajo de la foto fueron totalmente de desprecio hacia quien dejó abandonado un animal atado.
HUMILDAD
Existen personas que se basan en su título o currículum para exaltar lo “importante” que son creyéndose mejores que los demás o que están un escalón por encima, se equivocan. Un lector dijo que esto sucede mucho en las aulas, cuando un profesor es demasiado arrogante y no se preocupa porque sus alumnos aprendan negándose a volver a explicar algo, no es querido por los aprendices. En cambio un profesor que enseñe la materia, sea humilde, tenga valores y además se preocupe porque todos entiendan será recordado por siempre. No por su grado o años de trabajo, sino por sus enseñanzas y forma de ser.
¿NUEVO CEMENTERIO?
Otro problema de contaminación y en el que se ven involucrados animales. Un lector contó que al salir a andar en bicicleta, se dirigió hacia la zona de Arenitas Blancas cuando comenzó a sentir muy malos olores que lo hicieron sentir realmente mal. De repente se percató que los olores provenían de una gran cantidad de perros muertos consumido por las moscas y gusanos que llegan con el estado putrefacto. Asegura que ha repetido el recorrido en su bici por el mismo lugar y hay nuevos animales muertos amontonados como si fuera un cementerio. Se desconoce qué actividad cercana al predio se lleva a cabo pero se estima que son sacrificados por alguna razón.
DOS MOCHILAS
Los que realizan una carrera independientemente de cuál sea, tienen dos mochilas, una para cargar los apuntes, cuadernos y útiles y otra para llevar las ausencias en las fiestas, reuniones familiares o amigos que es la que más pesa. Muchos padres exigen demasiado a sus hijos y los juzgan con el tiempo que les lleva la carrera cuando lo que más necesitan es apoyo, confianza en que sí podrán. Hay que aceptar que lo lograrán a su debido tiempo sin compararlos con los demás, cada cual cumple sus metas en su momento.
VOLVER A SER NIÑOS
Es común escuchar la frase “cuando era niño quería ser grande”. Lo dicen quienes se han dado cuenta que ser adulto abarca ciertas responsabilidades y ver otras realidades. Es como una tela bordada, en la niñez se está en el lado lindo del bordado, en la mayoría de edad en el otro lado. No es menos agradable, pero se ven cómo están dispuestos los hilos, es otra cara donde se entienden cosas que no se comprendían antes como los consejos de padres o abuelos.