Lunes 21 de octubre, 2019
  • 8 am

El tipo de cambio frenó la suba y el IME cayó 9 centavos

1786

El mercado lanero australiano registró una semana positiva en la moneda local, sin embargo el tipo de cambio no permitió que esto se trasladara a la moneda estadounidense. La calidad de la lana mejoró al cierre de la semana a pesar de continuar siendo inferior a la de zafras anteriores.
La demanda estuvo firme en todos los mercados y con una fuerte competencia por adquirir la fibra.
El fortalecimiento del dólar terminó presionando a la baja el mercado en la moneda estadounidense, con un Indicador de Mercados del Este (IME) que cerró a US$ 10,47 por kilogramo base limpia, perdiendo 9 centavos respecto al cierre del pasado jueves.
En tanto que al analizar en la moneda australiana el IME cerró a A$ 15,42, registrando así una suba de 7 centavos en la semana.
En la semana la oferta se posicionó en los 30.135 fardos, de los cuales el mercado adquirió el 90%. Entre lo inscripto para esta semana y lo que se colocó en definitiva, quedó un 14,5% de lana sin venderse.
Las ventas retoman la actividad la próxima semana durante los días miércoles 25 y jueves 26 de setiembre con una oferta prevista de 29.290 fardos distribuidos en los tres centros de ventas.
En Sidney está designada una venta de lana australiana superfina.
El mercado interno a la espera de concreciones de negocios
La suba de la semana pasada reavivó el mercado interno, sin embargo se esperaba los movimientos de esta semana para tratar de concretar algunas negociaciones en puerta. La baja de la jornada de ayer puso un freno de mano en varios productores y la demanda continúa expectante.
La semana pasada señalamos que se han comenzado a recibir algunos pedidos desde el exterior, lo cual fue cuestionado por algunos pero ratificado por una parte de la demanda en el correr de los días. Igualmente aún no se puede cuantificar el nivel de estos pedidos desde el exterior y el impacto que podría tener en el mercado interno, si ha permitido un mayor nivel de intercambio de opiniones sobre negocios que se van planteando entre los productores y los consignatarios, por lo cual es probable que en las próximas horas pueda concretarse alguna operativa.
A nivel de campo, las esquilas preparto, con dificultades, lograron concretarse en la mayor parte de los casos, las precipitaciones de la semana pasada frenaron algunos trabajos y en esta semana se retomaron algunas esquilas, ya de las categorías de animales solteros, para culminar los trabajos y dejar los lotes prontos para la comercialización.
Al igual que en las semanas anteriores la Unión de Consignatarios y Rematadores de Lana del Uruguay emitieron su planilla de precios sin referencias de valores.