Lunes 21 de octubre, 2019
  • 8 am

La escasa oferta mantiene la firmeza en los valores del gordo

El mercado de haciendas gordas se presentó durante la semana con precios de nuevo muy firmes. El invierno termina en el calendario pero todavía se refleja en la ausencia de oferta de animales prontos para faena.
Los ganados para cuota 481 se van terminando al completarse el cupo correspondiente, por lo que cae la faena de novillos respecto a semanas previas. Además, los compradores que tenían negocios con ese destino, actualmente deben salir nuevamente a pujar por ganados en el mercado disponible o spot. Las fuentes consultadas sostienen que los ganados de corral no se están empalmando con los ganados de mejoramientos, que suelen estar disponibles a esta altura del año, cosa que no ocurre actualmente.
Los verdeos y praderas no han mostrado su potencial ante diversos factores climáticos. En el litoral los campos que estaban sembrados con mejoramientos irán dejando paso a la agricultura, por lo que serán campos que se destinarán por 6 meses a realizar cultivos de verano.
La reposición se muestra muy firme, con los criadores también firmes en sus pretensiones. Las categorías de buen estado y calidad son las preferidas por los recriadores e invernadores. Los ajustes de la última semana, no obstante, son mínimos por lo que los valores históricamente fuertes se mantienen.
Los plazos de entrada son el factor diferente dependiendo de la planta. Los precios se encuentran más o menos en los mismos niveles en los diferentes compradores. Para entradas se mantiene entre 3 a 4 días en los que dan menores plazos y hasta 15 en los que están comprados más largos.
El novillo cotiza en torno a US$ 4,05 por kilo carcasa. La vaca se encuentra en los US$ 3,85 al tiempo que la vaquillona se sostiene en los US$ 3,95.