Domingo 29 de marzo, 2020
  • 8 am

La reforma es la re forma

Rodrigo Goñi
Por

Rodrigo Goñi

226 opiniones

Por el Cr. Rodrigo Goñi
Avanza la campaña y el gobierno aumenta las críticas a la reforma constitucional planteada para mejorar la seguridad pública.
En un breve racconto de la misma, digamos que se plantean cuatro temas:
1- Cumplimiento efectivo de las penas: para delitos graves se acaba la salida anticipada, si la justicia determina siete años, pues deberá cumplir en prisión los siete años, porque lo que se observa es que hay delincuentes que cometen todo tipo de delitos, a cual más grave que el otro, y que una vez condenados, por distintos tipos de profilaxis, terminan saliendo bastante antes del fin de la condena, al punto que lo que debió ser una pena severa, se transforma en un castigo leve, que no solo da el tiempo suficiente para la correcta rehabilitación del individuo, sino que le hace creer que “el delito paga”.
2- Cadena perpetua revisable: determinados delitos gravísimos, aberrantes, denotan que quien los comete, puede tener determinadas patologías que le hacen irrecuperable para la vida en sociedad, y que por lo tanto hacen aconsejable la medida de la reclusión permanente; sin desmedro de lo cual, se deja abierta la puerta, para que transcurridos treinta años, el sujeto pueda ser estudiado por profesionales competentes que determinen si es posible su reinserción social.
3- Allanamientos nocturnos de los hogares con previa orden de Juez competente: hoy la Constitución lo prohíbe, el gobierno del Frente Amplio hace unos años pretendió derogarla por Ley, y estamos convencidos que es necesaria la evolución en el tema, donde sin dejar de lado las garantías individuales, se pueda operar en tal sentido, sobre todo, teniendo en cuenta la actual organización del delito, en especial del narcotráfico.
4- Formación de una Guardia Nacional con un mínimo de dos mil efectivos: efectivos que proveerán las Fuerzas Armadas. Desde siempre la Armada Nacional tuvo a su cargo la tarea policial en las aguas nacionales, y también en un perímetro de costas; recientemente el Frente Amplio aprobó una Ley que también encarga la tarea policial al Ejército en casi el veinte por ciento del territorio nacional, en todo el perímetro de fronteras, salvo el que ya está a cargo de la Armada. También se observa a nivel internacional numerosos ejemplos de este tipo de guardias, incluida América y Europa. Porque en definitiva, con una sociedad absolutamente desprotegida, agredida por el delito, sin paz, pero también con una república democrática como la que tenemos, es posible organizar cuerpos especializados que apoyen a nuestra Policía contribuyendo a una convivencia armónica, donde quienes no quieran aceptar los límites básicos de convivencia, sientan el rigor necesario, para no tomar a la gente de rehén.
Y finalmente, si es claro que si esta reforma no va a solucionar los problemas como por arte de magia, también lo es que es la única propuesta concreta, tangible de afirmar el concepto de seguridad en Uruguay, porque también es claro, que el actual estado de desorden, no se arregla con “reorganizaciones policiales” o destacamentos policiales, que solo van a retirar presencia policial de las calles.